Entrevista / freddy ÁLVAREZ / rector de la universidad nacional de educación

La UNAE alista extensión en Sucumbíos y 4 nuevas carreras

La Universidad alberga 639 futuros maestros. Entre los retos para 2016 está implementar la primera facultad pública de Educación Especial.
03 de febrero de 2016 00:00

Hace menos de 2 años empezó a funcionar la Universidad Nacional de Educación (UNAE), como una institución emblemática. Según el rector actual, Freddy Álvarez, se formará un nuevo tipo de docente. La actual ubicación de la UNAE ha permitido dinamizar a la parroquia Javier Loyola, conocida como Chuquipata, en Cañar.

¿Cuáles son los desafíos de la UNAE en 2016?

Se van a crear 4 nuevas carreras de pregrado. Se trata de Educación Especial, que tiene como objetivo la inclusión de las personas con discapacidad y que hemos previsto que inicie entre abril o mayo de este año. Las otras que preparamos son carreras que han sido pedidas por el presidente Rafael Correa.

¿Cuál será el pénsum o la especialización de las carreras?

Una es la carrera en formación de profesores de inglés. Estamos en la fase de elaborar un convenio en término de preparación con el College of London, una de las instituciones mejor ubicadas en Inglaterra.
Las otras son Educación Artística, para la que firmamos un convenio con la Universidad de las Artes, y la de Formación de profesores para la enseñanza de Ciencias Exactas, que alistamos con la Universidad Amazónica Ikiam.

En cuanto a posgrados, ¿cuáles son las proyecciones de la UNAE?

En el campo del posgrado vamos a empezar este año, gracias a un convenio que hemos firmado con la Universidad de Barcelona y el Ministerio de Educación, para formar a 1.020 docentes. Ellos comenzarán a estudiar este año. Es un posgrado que busca formar docentes en Educación física, Matemáticas y Literatura. Además está prevista la construcción de la sede oficial de la UNAE.

¿Dónde y cuándo estará la sede?

En Lago Agrio. El Presidente nos pidió a finales de año hacer presencia en la Amazonía, para que la UNAE tenga su primera sede; pero vamos a iniciar en Sucumbíos como una respuesta a una demanda histórica de profesores allá. La construcción empezará este año, seguramente iniciaremos con 300 chicos de nivelación y 2 carreras: Educación Intercultural y Básica.

¿Cuántos estudiantes alberga hasta hoy la UNAE en Cañar?

Tenemos 639 estudiantes regulares en las 3 carreras que ofertamos: Educación Básica, Inicial e Intercultural Bilingüe. Los chicos que estudian aquí pertenecen a 20 provincias del país. El 38% es de Azuay; 26% del Cañar; 9% de Pichincha; 5% Guayas; 4%
El Oro; 4% Loja; y 13% del resto de zonas. Hay chicos que se autodefinen afroecuatorianos o indígenas, y consideramos que en la sede de Sucumbíos seguramente tendremos nacionalidades de toda la Amazonía.

¿En qué se caracteriza la UNAE de otras instituciones superiores que forman docentes?

En Ecuador el proyecto ha sido convertido en uno emblemático, es decir que en esta universidad hay una serie de condiciones que no las encuentra en América Latina, entre ellos que todos los docentes tengan un PHD. Tenemos una propuesta pedagógica para que los 4 años y medio que dure un pregrado se vean líneas importantes como el aula invertida. Además, de los 639 estudiantes 536 son beneficiados con las becas qeu entrega el Instituto de fomento al talento humano y 41 propias de la UNAE. Para ser un educador deben obtener 800 puntos en el ENES (Examen Nacional de Educación Superior). Es una exigencia, porque queremos tener los mejores docentes y se requiere de un esfuerzo importante de los bachilleres, no solo se trata de querer ser, sino de tener las capacidades.

¿Cuál ha sido la inversión en la UNAE que ha permitido su cristalización?

El año pasado tuvimos una ejecución de $ 6’200.000. Pero en un proyecto como la universidad de los educadores, hasta que se construya el campus grande, se podrían invertir hasta $ 430 millones. En el campus podrán vivir 7 mil estudiantes. En términos presupuestarios hemos tenido el apoyo de manera decidida de todo el Gobierno Nacional. (I)

7 de los jóvenes son indígenas y 3 son montubios

Los estudiantes de la UNAE realizan sus clases en medio de la naturaleza

En la UNAE estudian 639 estudiantes de los cuales 7 se autoidentifican como indígenas; 1 afrodescendiente; 3 montubios; 2 negros y 626 mestizos. Juan Carlos Gia, de 23 años, es uno de ellos. El joven que es del cantón Zaruma, provincia de El Oro, cursa el segundo semestre de la carrera de Educación Intercultural Bilingüe. “Soy de la primera promoción, es decir, de los 19 primeros estudiantes que inauguramos la UNAE y desde que ingresé ha sido una experiencia. A mí siempre me ha gustado las matemáticas y la física, pero aquí me di cuenta y me vi interesado en temas relacionados a la identidad cultural”.

Recuerda que su decisión de ser docente fue criticada por sus compañeros: “Me decían que eso era de vagos y que perdería mi tiempo; pero es todo lo contrario, aquí se han elegido a los mejores para construir lo mejor”.

Otra estudiante de la UNAE es Cintya Cantos, de 20 años, quien cursa la nivelación y estudiará Licenciatura en Educación Básica con mención en General Básica. Para ella esta obra ha sido la mayor en el país: “Invertir en una educación es una inversión a mediano plazo. La educación no debe obedecer sino que se debe aprender a pensar”.

Ambos sacaron una calificación superior a los 800 puntos que necesitaban para ingresar. Coinciden en que su construcción a diferencia de otras universidades permite estar en contacto con la naturaleza. Las aulas no son como las tradicionales: cerradas y sin espacios; éstas tienen ventanales.

Según el rector Freddy Álvarez, este modelo de universidad, de estar alejado de todo, permite a los estudiantes tener una vida académica de lleno, en la que pueden ingresar al grupo de teatro, deporte, cine. “Esto nos garantiza que sean chicos dedicados solo a formarse, pero también nos da una relación importante con la comunidad”.

Contenido externo patrocinado