La peatonalización del centro de Quito tuvo la acogida esperada

24 de septiembre de 2011 - 00:00

Un ambiente de fiesta, aire puro y hasta tranquilidad invadió ayer el Centro Histórico de Quito, en el primero de los tres días de peatonalización, en el marco de la Semana de la Movilidad impulsada por el Municipio Metropolitano.
La medida, que se aplicó desde las 07:00 hasta las 20:30, tuvo la acogida de la ciudadanía, aunque hubo quejas por la falta de información para el tráfico vehicular por vías alternas.

Con el apoyo de la Policía Nacional, 19 manzanas fueron cerradas al tránsito vehicular en el perímetro comprendido entre la calle Olmedo, al norte,  al sur  la calle Bolívar, al este la calle Flores  y al oeste  la calle Benalcázar.

El cierre de las vías que en las primeras horas causó inconvenientes en el tráfico, en el transcurso de la mañana la rutina diaria cambió. A lo que se sumaron varias escuelas y colegios municipales y fiscales de la capital para participar en el desfile, como parte de las actividades que el Municipio y otras organizaciones sociales realizan por la Semana de la Movilidad.

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, quien llegó a la Plaza Grande  caminando luego de que el transporte público de la Ecovía lo dejó en el sector de la Marín, dijo que se sentía complacido por la respuesta ciudadana y destacó los beneficios de la medida, como eliminar el smog y el bullicio o contaminación vehicular.

Juan, un niño estudiante de la escuela fiscal República de Cuba, luego de participar en el desfile representando a   un danzante  de la serranía ecuatoriana, dijo que estaba  contento porque podía caminar libremente por las calles del centro “sin tener  miedo de los carros”.

Francisco Rodríguez, un jubilado que frecuenta la Plaza de la Independencia, aplaudió la iniciativa y  pidió que se repita esta peatonalización cada semana, ya que   ayuda a preservar la riqueza cultural que tiene la capital y el Ecuador.

Criterio diferente fue el del distribuidor de productos  Marcelo (no reveló su apellido), quien señaló que la medida le ha traído problemas porque tiene que repartir la mercadería en varios sitios del Centro Histórico. Consideró que debería haber permisos especiales.

Las personas que ayer caminaron por las calles céntricas se encontraron con maniquíes gigantes elaborados por las diversas organizaciones y que representaban a peatones responsables, mientras que a través de altos parlantes se   informaba   lo que significa la peatonalización, las normas de tránsito, la contaminación ambiental y los lugares turísticos de la zona céntrica.

En la Plaza de la Independencia, además, se instaló un mapa gigante de Quito que busca generar conciencia ambiental al reflejar como se  pierde el cinturón verde de la urbe.

Frente al mapa se encuentra una pancarta que propone convertir en peatonal el Centro Histórico, quienes apoyen la propuesta pueden plasmar su firma en el lienzo.
Hoy y mañana se repetirá la medida, por lo que en el perímetro antes mencionao está prohíbe que circule todo  tipo  de vehículos particulares (motos, livianos, de carga, taxis).

Las unidades de transporte público masivo (Trolebús, convencionales) transitarán normalmente por las rutas y en los horarios habituales, pero los buses convencionales circularán con las puertas cerradas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: