“La donación voluntaria puede efectuarse en cualquier momento”

14 de diciembre de 2012 - 00:00

La tasa de donación de sangre en el Ecuador por cada 1.000 habitantes fue de 13 unidades en el 2010 y 14 en 2011. En términos de suficiencia, el índice de donación debe ser más alto tomando en cuenta los avances para el trasplante de órganos y el aumento de la cobertura sanitaria por parte del Estado.

En los bancos de sangre del país, 239.704 personas donaron en 2010 y 264.444 en 2011. Ante esta realidad y tomando en cuenta que la sangre “no se fabrica”, el Ministerio de Salud Pública (MSP) ha emprendido campañas de donación que se realizarán este sábado en Machala (parque de los héroes), Manta (malecón), Ibarra (plazoleta Francsico Calderón), Guayaquil (Centro de Arte), Cuenca (plazoleta de Santo Domingo) y Quito (parque El Ejido, el domingo).

¿Cuál es el objetivo de esta campaña que emprende el MSP?

Fortalecer el sistema nacional de sangre para que la gente desmitifique el tema de la donación. A partir de que se creó la ley de órganos, trasplantes y tejidos, la gente está consciente de que donar es un acto solidario. Queremos resaltar ese aspecto para que donen e inviten a sus amigos y familiares. 

¿Cuál es el tipo de sangre más solicitado y el más difícil de obtener?

El que más se necesita es el O positivo, ya que es universal y es compatible con la mayoría de las otras clases. Mientras que los más difíciles de conseguir son A y B negativo; pocas personas lo tienen y estos podrían generar incompatibilidad.

¿Cuáles son los requisitos para ser donante?

Son mínimos. La máxima condición es estar en perfecto estado de salud, no tener enfermedades agudas ni problemas virales como la gripe. Ser mayor de edad y en el caso de las mujeres se recomienda tener un peso mayor a 105 libras.            

Explíquenos el proceso de donación...

La donación voluntaria puede efectuarse en cualquier momento. Los interesados  pueden acercarse a las brigadas que se encuentran eventualmente en los exteriores de ciertos hospitales o en la Cruz Roja, que siempre está abierta para la donación. En estos lugares se realiza una pequeña prueba, que consiste en extraer una gota de sangre pinchando el dedo pulgar para determinar el tipo de sangre y confirmar la existencia de algún problema de salud. El proceso de extracción de medio litro de sangre tiene una duración de 15 minutos. Después se la coloca en una funda con características especiales para conservarla y finalmente es llevada al banco de sangre donde se la conserva hasta que alguien la necesite.  

¿La donación puede ocasionar alguna complicación?

No tiene ningún perjuicio. Hay muchos mitos: engordar, adelgazar, enfermarse o contagiarse. No hay problema con la donación. Lo único que se recomienda es ingerir líquidos, no hacer ejercicios fuertes y no fumar ni consumir bebidas alcohólicas durante ese día.    

¿Las pintas de sangre tienen algún costo?             

La sangre como todos los componentes del ser humano nunca debería ser vendida ni negociada. Siempre la donación de sangre y órganos debe ser voluntaria y no debería tener costo, sin embargo lo tiene a través del banco de sangre de la Cruz Roja. Pero el MSP es la entidad que asume este costo, no la persona directamente. Es decir, el costo de una pinta de sangre lo asume el Estado como parte de la política de los derechos humanos. 

¿En qué casos se otorgan pintas de sangre?

Hay una gama de casos en los que una persona puede o debe recibir sangre. Por un lado cuando hay problemas agudos o emergentes como un accidente de tránsito, en el que la persona ha perdido mucha sangre y ésta tiene que ser repuesta. Pero en cierto tipo de enfermedades o en las cirugías siempre se prevé que una persona en una intervención quirúrgica, por más pequeña que sea, pueda perder sangre y por lo tanto la necesite. Esos son los casos más frecuentes en los que se requiere pintas de sangre.    

¿Existe alguna norma que establezca el nivel de prioridad de donación?

Depende de cada circunstancia. En la medicina las decisiones se tienen que ir tomando en el momento que ocurren los percances. No hay una norma que establezca cuando se tiene que aplicar, eso tiene que evaluarse según las necesidades. Los accidentes graves son la prioridad, pero también un trasplante de órganos, que no es una emergencia pero sí algo prioritario.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP