Una fiesta que otorga identidad

- 11 de septiembre de 2018 - 00:00

La celebración de la Jora recuerda el homenaje que cumplían los adoradores del Sol durante el equinoccio de septiembre. Además conmemora a la chicha, la bebida de los aborígenes.

Hablar del maíz para los pueblos indígenas es hablar de identidad cultural y del saber ancestral sobre este alimento, que para ellos representa la vida. En honor a este grano, el cantón Cotacachi de la provincia de Imbabura inició el viernes pasado la Fiesta de la Jora, que se cumplirá hasta el próximo 29 de septiembre.

“Para nosotros, el maíz es fundamental para la alimentación; sobre la base del maíz hacemos la chicha, que es nuestra bebida sagrada”, explicó Magdalena Fueres, indígena oriunda de Cotacachi.

La tradicional fiesta de la jora recuerda el homenaje que cumplían los adoradores al Sol durante el equinoccio de septiembre.

En el libro Hasta el fin del milenio, Diego Moreno Cevallos relata que “el nombre de la fiesta se relaciona con un acontecimiento histórico y cultural de los aborígenes que celebraban las cosechas del maíz. Entre ritos religiosos agradecían a los dioses con danzas y libaciones de la chicha de jora”.

“Nosotros como pueblos indígenas festejamos con base en la producción y la agricultura; esto es alrededor de la tierra, del agua, del aire, del Sol, en agradecimiento a lo recibido por la Pachamama”, dijo Fueres.

Este 2018, el Festival de la Jora cumple 57 años en Cotacachi; sin embargo, Fueres destacó que el homenaje al maíz viene desde tiempos ancestrales.

“Para todas las celebraciones como el Inti Raymi, el Kayak Raymi, el Pawkar Raimy y el Koya Raymi, la principal bebida era la jora”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: