Israel realizó el primer implante de córnea artificial del mundo

Un hombre recuperó la visión tras una década de ceguera. El implante fue hecho por una empresa israelí.
21 de enero de 2021 08:56

Un hombre israelí recuperó la vista después de una década de ceguera tras el primer implante de córnea artificial desarrollado por la compañía israelí de tecnología médica CorNeat Vision.

El paciente, identificado como Jamal Furani, residente de Haifa, comenzó a sufrir cierta pérdida de visión hace 10 años debido a un edema y otras enfermedades de fondo que dañaron sus córneas y quedó ciego bilateralmente.

Este mes, este hombre de 78 años se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir un implante exitoso de la córnea sintética de CorNeat, el CorNeat KPro, después de que la startup recibiera el visto bueno para la implantación humana.

El procedimiento fue realizado por el profesor Irit Bahar, director del Departamento de Oftalmología del Centro Médico Rabin (también conocido como Hospital Beilinson). CorNeat informó que el paciente pudo leer un texto de inmediato y ver a los miembros de la familia después de que le quitaron los vendajes.

“El procedimiento quirúrgico fue sencillo y el resultado superó todas nuestras expectativas”, señaló el profesor Bahar en un comunicado.

“El momento en que nos quitamos las vendas fue emotivo y significativo. Momentos como Estos son el cumplimiento de nuestra vocación como médicos. Estamos orgullosos de estar a la vanguardia de este proyecto emocionante y significativo que sin duda tendrá un impacto en la vida de millones”, añadió el profesional.

Según informó el portal de noticias NoCamels, el cofundador y director médico de CorNeat, el doctor Gilad Litvin, inventor de CorNeat KPro, sostuvo que la experiencia fue “surrealista”.

“Después de años de arduo trabajo, ver a un colega implantar el CorNeat KPro con facilidad y presenciar a otro ser humano recuperar la vista al día siguiente fue electrizante y emocionalmente conmovedor, había muchas lágrimas en la habitación”, enfatizó el doctor Litvin.

Profesionales que trabajaron en el implante de córnea artificial.

Elogió la cirugía como “un hito extremadamente importante para CorNeat Vision” y una “clave en nuestro viaje para permitir que las personas de todo el mundo disfruten plenamente de su potencial visual”.

El paciente israelí fue una de las 10 personas aprobadas para un ensayo con los implantes de CorNeat en el Centro Médico Rabin, con dos sitios adicionales planificados para abrir este mes en Canadá y otros seis en diferentes etapas del proceso de aprobación en Francia, Estados Unidos y los Países Bajos, dijo Almog Aley-Raz, cofundador, director ejecutivo y vicepresidente de I + D de CorNeat Vision.

Este primer ensayo incluye pacientes ciegos que no son candidatos adecuados para uno o más trasplantes de córnea, o que han fallado.

“Dado el rendimiento visual excepcional de nuestro dispositivo, el tiempo de curación y retención esperados, y el hecho de que no puede transmitir enfermedades, planeamos iniciar un segundo estudio a finales de este año con indicaciones más amplias para aprobar nuestra córnea artificial como tratamiento de primera línea, desplazando el uso de tejido de donante utilizado en trasplantes de córnea de espesor total”, señaló Aley-Raz. (I)