Los analistas coinciden en el impulso a la investigación

- 29 de abril de 2019 - 00:00

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) lleva adelante una evaluación a la política pública de entrega de becas.

Frente a ello, expertos opinaron  sobre qué debe tomar en cuenta el Estado para fortalecer a la educación superior.

Alfonso Espinosa Ramón, exdirector de la Escuela Politécnica Nacional, afirmó que la Senescyt debería fortalecer la entrega de becas para investigación y no solo para lograr obtener un título.

“Las becas fundamentalmente son para que el candidato realice la investigación en un área determinada. Si esos estudios se hacen en Ecuador, deben girar en torno a nuestra realidad”.

Sobre las becas internacionales, puntualizó que se debe tener cuidado con las instituciones en las cuales los aspirantes van a realizar sus estudios.

“¿No es más pertinente que si se trata de entregar becas en investigación, vayan a los centros más avanzados de investigación que indudablemente están en los países del norte?”.

Agregó que uno de los errores cometidos por el Estado fue privilegiar la cifra de títulos por sobre la de núcleos de investigación para tener adelantos científicos y tecnológicos que estén en función de la demanda.

Además de que el impacto no ha sido analizado.

Para Consuelo Yánez, exministra de Educación, el Estado debe fortalecer la educación secundaria previamente a la entrega de becas universitarias, de posgrado o doctorales.

Explicó que, a su parecer, las becas deben orientarse a la educación nacional y que las ayudas internacionales sean otorgadas a través de los gobiernos que acogen a los estudiantes o exista una universidad patrocinadora.

Yánez concordó en que Senescyt entregue becas para el ámbito de investigación y así fortalecer los estudios de los jóvenes a nivel nacional e internacional.

Según Juan Ponce, director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, los niveles de 10% de deserción son normales.

“Es gente que a veces no le gustó lo que siguió y se cambió o simplemente no tuvo la motivación o el entusiasmo”.

Explicó que esa deserción acarrea  repercusiones legales. Recordó que “ellos tienen que devolver la plata cuando no culminan sus estudios” (ver entrevista).

Yánez, en cambio, consideró que debería haber un seguimiento para bajar los niveles de deserción hasta lograr eliminarla. “Lo mismo ocurre en la educación secundaria porque los chicos no tienen los recursos económicos o la financiación necesaria para continuar sus estudios. El Estado también debe preocuparse de ellos y entregarles becas”. Recomendó hacer un estudio para la entrega de becas en carreras que potencien al país. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: