Intervención en ruinas promueve el turismo local

- 04 de diciembre de 2018 - 00:00
Estos muros, que son parte del Museo de Sitio Manuel Agustín Landívar, poseen características de la cultura Inca.
Foto: Archivo / Diego Cáceres Diario El Tiempo de Cuenca.

Este espacio arqueológico tiene como objetivo que los visitantes valoren los vestigios que allí reposan. En la segunda fase se les dará tratamiento contemporáneo.

El sitio arqueológico Todos Santos, en Cuenca, ha pasado por la primera fase de recuperación que consistió en la limpieza de muros e intervención de áreas verdes, poda de árboles, jardinería y arreglo de suelos.

Esto se realizó con el objetivo de adecuar el sitio para que sea visitado y conozcan un poco de la historia que guarda, manifestó el arqueólogo Jaime Idrovo, en un recorrido efectuado este lunes 3 de diciembre por el sitio.

El experto, quien se encarga del proceso de recuperación, resaltó que se debe poner en valor estas ruinas arqueológicas que forman parte del antiguo Tomebamba.

“Todos Santos es inseparable del Pumapungo y de ahí la necesidad de que la Casa de la Cultura y a quienes corresponda generen un debate amplio sobre el patrimonio arqueológico que no se toma en cuenta”, indicó.

Agregó que hay una cifra que oscila entre 30 y 50 visitantes potenciales que acuden al sitio a diario. “Ese número podría aumentar si vienen alumnos de las escuelas y si los mismos cuencanos lo visitan”, aseveró.

En cuanto a la recuperación del lugar, el arqueólogo Idrovo subrayó que se debe dar un tratamiento contemporáneo a los vestigios, por lo que se ha planteado una segunda fase de intervención el próximo año.

En esta etapa está previsto levantar la caminería de cemento, que ha sido puesta sobre los vestigios en algunos casos y que ya está deteriorada. Se propone colocar una nueva que sea liviana (posiblemente de madera) y, sobre todo, reversible, es decir, que se la pueda levantar.

Añadió que se prevé desmontar algunos muros que se hincharon por efectos de la lluvia y efectuar una limpieza total de las piedras.

Además se propone una nueva prospección, es decir, excavaciones en la parte alta de las ruinas para conocer el funcionamiento de los canales, que no está muy claro. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: