Ecuador, 30 de Junio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Indignación en Argentina por reducción de pena a abusador alegándose que el niño es homosexual

La sentencia fue apelada por la Fiscalía que consideró el fallo "perverso e irracional".  Foto: Internet
La sentencia fue apelada por la Fiscalía que consideró el fallo "perverso e irracional". Foto: Internet
19 de mayo de 2015 - 07:14 - Agencias AFP y Télam

La difusión el lunes de un fallo judicial que redujo la pena de prisión al abusador de un niño de 6 años generó indignación en Argentina al divulgarse que se justificó la decisión alegando que la víctima es homosexual y ya había sido ultrajada por su padre.

El fallo de la Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires, mayor instancia penal previo a la Corte Suprema del distrito más importante, fue denunciado por la Federación de Gays Lesbianas, bisexuales y Transexuales (FALGBT) que pidió abrir un juicio político contra los dos magistrados que firmaron la sentencia.

Los jueces Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués resolvieron reducir de 6 años a tres años y dos meses la condena a Mario Tolosa, vicepresidente de un club de fútbol de barrio, en la periferia norte de Buenos Aires, condenado por abuso sexual a un niño que concurría a esa institución, en un hecho ocurrido en 2011.

Para reducir la pena a Tolosa, consideraron que, según ellos, al haber sido ultrajado por su propio padre --que está preso por esta causa-- el niño no podía volver a ser ultrajado sino solo abusado.

Los jueces escribieron además en el fallo que "es claro que la elección sexual del menor (...) ya habría sido hecha, conforme a las referencias a la recurrencia en la oferta venal y al travestismo".

Sostuvieron sin otro fundamento, que el niño "transitaba una precoz elección de esa sexualidad".

En a radio Vórterix, Piombo justificó su posición alegando que para el Código Penal "no hay agravante porque la víctima vivió la situación antes con otro victimario".

"Lo gravemente ultrajante (para el niño) fue cuando el padre lo inició en lo aberrante", dijo Piombo a radio Vórterix y aseguró que el padre lo inducía "al travestismo".

La sentencia fue apelada por la Fiscalía que consideró el fallo "perverso e irracional".

Piombo y Sal Llargués habían sido denunciados en 2011 pero el juicio político no prosperó.

"Lamentablemente no es la primera vez que estos jueces fallan en un sentido prejuicioso y estigmatizante. Ya lo habían hecho en 2011 aplicando atenuantes a casos de abuso según el estrato socioeconómico de las víctimas", recordó el presidente de la FALGBT, Esteban Paulón.

"Una de las animaladas más grandes que se ha visto"

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, fustigó la decisión de los jueces y aseguró que "realmente creo que estamos ante algo aterrador con la burrada que se acaban de mandar los jueces".

Fernández pidió: "por Dios, ¡Alcemos la voz! ¡Que este país no se calle más la boca cuando vea este tipo de situaciones!".

"Esto me parece una de las animaladas más grandes que se ha visto en nuestro país", opinó el jefe de Gabinete, en declaraciones a la prensa al ingresar a la Casa de Gobierno.

De inmediato, el funcionario exclamó: "pero por Dios, nunca dejemos de pensar de quién estamos hablando, de la víctima. ¡¡De un nene de 6 años...!!. Y se pone como excusa, se relativiza la situación y se dice que el nene ya había sido ultrajado otras veces. Un despropósito total, un sinsentido. Estamos hablando de una criatura, un nene de 6 años, y con 6 años había sido ultrajado y resulta ser que por esa razón, entonces, ¿exculpamos a éste abusador de semejante aberración porque ya el chico había sido abusado con anterioridad?".

Al repudiar la decisión de la justicia bonaerense, Fernández reiteró además: "Y nos dicen que el nene a los 6 años ya había optado en su sexualidad por los hombres, que era gay un nene de seis años, pero ¡¡por favor!! No hay que ser juristas para analizar lo que estamos planteando. Creo que estamos ante lo aterrador de la burrada que se acaban de mandar los jueces. Por Dios, ¡Estamos en manos de tarados!". (I)

Contenido externo patrocinado