Los humanos vivían en Norteamérica hace más de 30.000 años

- 22 de julio de 2020 - 14:48
Foto: Devlin A. Gandy /Universidad de Cambridge

Utensilios hallados en una cueva en el centro de México evidencian que los humanos vivían en Norteamérica hace más de 30.000 años, es decir 15.000 años antes de lo que se pensaba habían llegado a las Américas, anunciaron investigadores este miércoles 22 de julio del 2020.

El material encontrado, que incluye 1.930 herramientas de piedra tallada, son muestra de una ocupación humana en la cueva de Chiquihuite, en el estado de Zacatecas, al norte de Ciudad de México, que se remonta a 33.000 años y que duró 20.000, destacan dos estudios publicados en la revista científica Nature.

La cueva de Chiquihuite es un sitio de gran altitud, 2750 metros sobre el nivel del mar, y está en un área de México que ahora está controlada por cárteles de drogas. Los académicos fueron escoltados por la policía armada hasta la base de la montaña antes de subir a pie a la cueva.

Los utensilios más antiguos encontrados en la cueva fueron datados con carbono 14 en un rango de entre 33.000 y 12.500 años antes de la era cristiana. "No son muchos, pero están ahí", comentó a la agencia de noticias AFP el arqueólogo Ciprian Ardelen, autor de uno de dos estudios e investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Si bien no se halló ningún hueso ni ADN en el lugar, "es probable que los humanos la utilizaran de forma relativamente constante, quizás durante episodios estacionales recurrentes que forman parte de periodos migratorios más grandes", concluye el estudio.

El hallazgo es relevante dado que la historia de cómo y cuando llegó el Homo sapiens a las Américas, la última gran masa de tierra poblada por la especie humana, es a menudo objeto de debate entre los expertos.

Estos primeros visitantes no ocuparon la cueva continuamente, creemos que la gente pasó parte del año allí utilizándola como refugio de invierno o verano, o como base para cazar durante la migración. Este podría ser el hotel más antiguo de América", explicó el genetista Eske Willerslev, profesor de la Universidad de Cambridge y uno de los directores del estudio.

Pero el proyecto de investigación de 10 años plantea más preguntas sobre los primeros humanos que vivieron en las Américas de lo que resuelve.

"Cuando la famosa población de Clovis ingresó a Estados Unidos, los primeros estadounidenses habían desaparecido miles de años antes. Podría haber muchas colonizaciones fallidas que se perdieron en el tiempo y no dejaron rastros genéticos en la población actual", indicó el arqueólogo Ciprian Ardelen.

Mikkel Winther Pedersen, genetista de la Universidad de Copenhague y uno de los primeros autores del artículo, indicó que se identificó el ADN de una amplia gama de animales, incluidos osos negros, roedores, murciélagos, ratones de campo e incluso ratas canguro.

"Creemos que estas primeras personas probablemente habrían regresado durante unos meses al año para explotar los recursos naturales recurrentes disponibles para ellos y luego seguir adelante. Probablemente cuando manadas de grandes mamíferos habrían estado en el área y que tenían poca experiencia con humanos, por lo que habrían sido presas fáciles.

"La ubicación de la Cueva Chiquihuite definitivamente reescribe lo que se ha enseñado convencionalmente en historia y arqueología y muestra que debemos repensar dónde buscamos los sitios de las primeras personas en América", añadió. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP