Hospital universitario se ajusta a gratuidad

24 de mayo de 2013 00:00

Hasta las ocho de la mañana en el Hospital Universitario, ubicado en la vía Perimetral, los cobros a los pacientes por una consulta médica, exámenes, radiografías se daban como parte de la rutina diaria. Veinte minutos después ese panorama cambió cuando las autoridades del lugar dieron la orden de la devolución del dinero de quienes ayer se hacían atender, en cumplimiento con lo dispuesto por el Ministerio de Salud.

El miércoles, el director provincial del ramo, José Palau, informaba que como parte del traspaso ordenado y transitorio que se dio del Hospital Universitario tras el documento 061 firmado entre el Ministerio de Salud Pública y la Universidad de Guayaquil “se ha planteado que durante los diez días posteriores a la firma del convenio, como proceso administrativo paulatinamente la Universidad entregue cada uno de los servicios, activos fijos, ambulancias, talento humano a la cartera del MSP y desde el primer día la gratuidad completa de todos los servicios. Así, desde el momento que la entidad asume la administración completa no se deberá cobrar ni un centavo”.

No obstante ayer, en los pasillos del hospital la falta de información, la confusión y el desconcierto de algunos pacientes que llegaban hasta la ventanilla de la caja era el común denominador.

Carmen Guamán Ayme, de 32 años, quien se dedica a vender frutas en Montebello, contó que cuando llegó a la ventanilla con su factura de 119 dólares en mano le dijeron que no tenían autorización para hacer la devolución, pero que no se preocupara. "Ellos indicaron que me iban a devolver el dinero, pero que regresara después de 15 días con losdocumentos y que iban a realizar el depósito en una cuenta virtual".

Y es que Guamán de tanto insistir en que le dieran algún documento de que pasó por caja para enseñárselo a su hermano, consiguió un certificado que detallaba los requisitos que debía cumplir para recibir la devolución, como la carta dirigida a la economista Blanca Coronel, jefe financiero; copia de cédula, copia de libreta de ahorro, facturas originales, abono, certificado firmado por el doctor y el departamento de estadística.

A pesar de que no recibió el dinero como esperaba, Guamán consideró como muy beneficioso lo que han hecho: "agradezco al gobierno por esta ayuda y que se dé atención por igual a personas que tengan o no".

Lo mismo le ocurrió a Karina Cerezo, de 38 años, quien llegó con una factura de 20 dólares por gastos de ecografías. Al acercarse a ventanilla le dijeron que esperara y le dieron los requisitos. Y dijo: "Aquí la atención es excelente, desde que se fundó este hospital me hago atender aquí, al igual que toda mi familia. Me preocupa que haya cambios y que su calidad en la atención baje por la gratuidad, espero que siga igual".

La jefa de Comunicación del hospital, Janin Zúñiga, explica que a partir de las 08:20 se empezó a aplicar la gratuidad: "a las personas que han llegado con la factura de hoy (ayer) se les realizó la devolución. A la persona que esta mañana pagó su consulta se le ha devuelto el dinero. El Ministerio de Salud no ha informado bien. Por la falta de información se ha creado una confusión. No teníamos la visión de cómo íbamos a implementar la gratuidad. Todavía se está armando".

Dijo que desconocía qué pasará con las personas que llegan con facturas de otros días como el caso de Carmen: “no sabemos si se va a respetar la gratuidad desde hoy o desde el pasado lunes 20 o desde el 17 que se firmó el traspaso. Necesitamos tener las directrices”.

Durante el encuentro con la prensa Palau dijo que el MSP se encargará del control de la parte docente y de los servicios de mantenimiento y todo aquello que corresponda a reparaciones, con un promedio aproximado de $51 millones para transformar un hospital que hoy funciona con 120 camas a 300 (para 1.200 -aumentarán en 18 meses-) para beneficiar a más de un millón cien mil habitantes.

LAMA CUESTIONA EL PLAN DE CONTINGENCIA MÉDICA

El director técnico de la clínica Kennedy, Édgar Lama, cuestionó el plan de contingencia que implementó la Dirección Provincial de Salud y  aseguró que solo se trata de “un plan de evacuación”.

“Están enfermos, cómo pueden dejar desprotegida a una población durante 60 días. Han presentado un protocolo de contingencia, que no es otra cosa que uno de  evacuación. Un protocolo de contingencia es una cosa muy seria. En éste se tiene que determinar  qué tipo de patologías o emergencias puedo recibir, porque hay las que son vitales, es decir, si usted va a demorar más de cinco minutos el paciente se va a morir en la ambulancia. Y yo conozco y puedo diferenciarlas, pero si no las recibo las personas se mueren en la ambulancia”. Aseveró que “lo único que están haciendo es jugando a la ruleta rusa con la salud de las personas”.

Ante ello el director provincial de Salud, José Palau, respondió que esto no es cierto y aclaró la diferencia entre un plan de contingencia y uno de evacuación. Explica que el primero consiste en la atención de emergencia de presentarse para el traslado del paciente, desde los alrededores de la clínica Kennedy, si fuera necesario, hacia unidades de la red pública integral o complementaria. “En tanto que una evacuación se trata de cuando existe un riesgo inminente y hay que trasladar a pacientes de manera no controlada a unidades que les brinden atención”. Palau aclara que de ninguna manera las ambulancias reemplazarán el servicio de emergencia de los hospitales.

Lama, quien tiene 28 años en el servicio y es especialista en cirugía general y de corazón, señaló que “estamos pidiendo una apelación a la señora Ministra de Salud para que haga una revisión. Por el momento no puedo hacer una contrademanda, estoy a la espera de que la señora Ministra se digne a revisar el caso mientras corren peligro cerca de 44.000 personas”.

Contenido externo patrocinado