Gobierno impulsa un plan contra la violencia

- 30 de abril de 2018 - 00:00
El Plan Toda una Vida, proyecto emblemático del Gobierno, tiene como uno de sus objetivos disminuir la agresión contra los menores y las mujeres.
Foto: cortesía de la Secom

El trabajo incluye campañas de sensibilización a líderes comunitarios y familias, talleres y capacitaciones, y restitución de derechos a las víctimas.

La violencia es un fenómeno social que afecta principalmente a mujeres, niñas, niños y adolescentes en Ecuador.

Las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y  la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) indican que el 60% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia, el 23% de niñas, niños y adolescentes, bullying, y el 7%, ciberacoso.

Frente a esta realidad, el Gobierno, a través del Plan Toda una Vida, impulsa con  los ministerios programas para la erradicación de todo tipo de agresión. Así, se impulsó la “Red Nacional contra la violencia a la niñez y adolescencia” integrada por actores sociales y organizaciones que promueven la defensa de los derechos del grupo etario. 

La titular del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), Berenice Cordero, informó en el primer encuentro nacional de esta red, en Quito, que el 80% de los casos de abuso sexual en infantes y adolescentes se produce en la familia, el 35% es sometido a formas de maltrato extremo y el 60% recibe humillaciones cotidianas, informó.

El Plan Toda una Vida, proyecto del Gobierno, tiene como uno de sus objetivos disminuir la violencia contra los menores y las mujeres.

“Los esfuerzos del Gobierno y de colectivos están dirigidos a erradicar la violencia y hemos empezado este trabajo en el núcleo familiar”, comenta Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda una Vida

A través del plan se trabaja en la construcción de comunidad, “porque hemos visto que la labor, desde el inicio, con las madres y padres, con los niños, nos han dado grandes resultados para crear verdaderas comunidades libres de todo tipo de violencia”, afirma Rocío de Moreno.

La red apunta a fortalecer las políticas públicas para garantizar a los grupos una vida libre de violencia.

Así, definieron una agenda de trabajo que tendrá énfasis en la prevención. Para ello se realizarán campañas de sensibilización a líderes comunitarios, madres y padres de familia, talleres y capacitaciones, acompañamiento para la restitución de los derechos de quienes resulten víctimas de la violencia, entre otras.

En el primer encuentro  hubo 1.200 representantes de organizaciones. “Los esfuerzos apuntan a construir una cultura de paz y erradicar la violencia”, dijo Rocío de Moreno. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo