Gina Benavides, exdefensora del Pueblo

- 30 de junio de 2019 - 00:00

”Estoy superando el impacto. Sabía que había testimonios detrás de esto, pero creo que uno no logra dimensionarlo hasta que estas palabras te resuenan por dentro. Estas gafas te movilizan, te hacen que vayas de un lugar a otro y cada vez es más impactante. Desde el primer testimonio ya es suficiente para saber lo grave que es que una niña de 11 años haya vivido esto, y encima luego te narran cómo parió…hasta lo sientes. Luego ves otros casos y vas sintiendo elementos comunes, pero cada una de las historias evidencian nuevas formas de violencia, nuevas formas de sentirse ultrajada y sin alternativas. El testimonio y la palabra siempre ayudan para entender la dimensión de la ignominia y la necesidad del cambio. Estas gafas deben ser usadas por todos para que exijamos que los decisores públicos tomen las decisiones que deben tomar. Porque si tú le das estas gafas al legislador, puede que se sensibilice, pero luego va y responde a su clientela política. A esos intereses. Esto es una responsabilidad de todos. Tenemos que asumir que el aborto existe, que es la realidad y que esa realidad debe ser transformada. Hay abusos en todos los espacios: trabajo, casa, calle, escuelas, lugares que son públicos y privados, se convierten en espacios de riesgo para las niñas, mujeres y adolescentes. El Estado lo hacemos todos y todos tenemos responsabilidad en esto”. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: