Familia gonzalina, cuna de grandes emprendedores

- 02 de octubre de 2019 - 00:00
En el Día del Juramento de la Bandera, los estudiantes demostraron su amor y entrega por la patria. Ellos serán los futuros profesionales del Ecuador.
Fotos: Karly Torres / ET

El sueño de brindar a Durán una educación de calidad se cumplió gracias al esfuerzo y entrega de sus fundadores que ven con orgullo el valor del alumnado.

Isaac Abad, Carolina Preciado y Ashley Borja

Cantón Durán, tierra de oportunidades, región privilegiada de la provincia del Guayas, es el lugar en donde nació una unidad educativa con un  ideal de cambio y desarrollo de la educación,  un centro de estudios por excelencia para los habitantes del cantón; está ubicada en la zona residencial Primavera 2.

En 1978, un visionario, el licenciado Luis Ojeda, en conjunto con su esposa, la licenciada Teresa León de Ojeda, fundaron un pequeño establecimiento educativo con la finalidad de brindar experiencia de calidad pedagógica a los habitantes del sector.

El jardín y la escuela Nuevo Horizonte fueron las primeras edificaciones y contaban con un total de 18 alumnos en sus inicios.

La receptividad y confianza en ellos fue creciendo exponencialmente en una década, gracias a su compromiso y disciplina, ampliando así la infraestructura debido al incremento del número de alumnos.

Para 1988, se logra consolidar el colegio Federico González Suárez, nombrado así en honor al eclesiástico historiador del mismo nombre.

Hoy en día la institución cuenta con un total de dos laboratorios de computación, de electrónica, física, biología, un salón de audiovisuales, otro para eventos especiales, un coliseo, un teatro, una cancha sintética y una piscina.

Gracias a la confianza de padres de familia y  por el arduo trabajo se continúa ampliando y mejorando la institución con dos canchas sintéticas nuevas, piscina y una sala de conciertos. Además de la rehabilitación de las canchas de básquet e indor simultáneamente.

La unidad educativa enfatiza en fomentar los valores humanos potenciados en el estudio, cada alumno adopta los valores gonzalinos con orgullo y responsabilidad, siendo dignos representantes de los colores y emblema de la institución, dentro y fuera de la misma.

Los jóvenes han sobresalido en el ámbito cultural, artístico, deportivo y académico tomando como principales pilares los valores institucionales que se promulgan a lo largo y ancho del plantel.

Como buenos rectores el licenciado Luis y la licenciada Teresa, cada mañana reciben a cada uno de los jóvenes y les dan una cálida bienvenida mostrando ese afecto que les permite sentirse en las instalaciones como en sus hogares.

Son las personas quienes laboran, estudian y conviven aquí, sumado a los valores institucionales establecidos con un toque familiar, el secreto del éxito alcanzado, no solo en esta generación sino a lo largo de los 40 años de fundados; orgullo gonzalino. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP