La comunidad repletó los supermercados por 'fake news' sobre toque de queda

- 03 de abril de 2020 - 00:00
Afuera de Mi Comisariato en la av. Francisco de Orellana, a la altura de Los Vergeles, se formó una extensa fila la mañana de ayer. Las personas deseaban abastecerse antes del supuesto “toque de queda de 24 horas”.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

Una cadena de WhatsApp que alertaba acerca de una supuesta restricción total de circulación en Guayas, hizo que miles de personas madrugaran a los centros de expendio para comprar víveres. En Guayaquil hubo aglomeraciones.

En cuanto el toque de queda terminó este jueves 2 de abril de 2020, la gente empezó a aglomerarse en las afueras de centros comerciales y cadenas de supermercados. A las 05:00 llegaron los primeros madrugadores, para asegurarse el ingreso. El objetivo era surtirse de los productos de primera necesidad para el supuesto toque de queda de 24 horas que, según cadenas de WhatsApp, iniciaría hoy, viernes 3 de abril, hasta el lunes 6 de abril.

Este mensaje hizo que en la entrada del centro comercial Mall del Sol se formara una larga fila para ingresar al Megamaxi. Con el paso de las horas llegó más gente y así, cuando abrieron las puertas a las 08:00, ya habían cerca de mil personas, según calculó el personal de seguridad.
Eso sí, todos con mascarillas, algunos con guantes, y manteniendo la distancia mínima de un metro entre ellas.

La fila le daba la vuelta al Mall por fuera. Cuando los usuarios entraron, quedaron repartidos a lo largo del centro comercial. Era tanta la afluencia, que a las 10:30 el jefe de seguridad del lugar salió a informar que en el supermercado solo iban a permitir el ingreso de cierto número de personas más, las cuales ya estaban seleccionadas. Por lo tanto el resto no podría entrar.

Esto generó reacciones de disgusto entre algunos de los presentes. “Llevo casi dos horas haciendo fila y recién nos dicen esto. ¿Ahora dónde vamos a comprar lo que necesitamos, si mañana no van a atender?”, reclamó exaltado un hombre, quien al igual que muchos recibió la cadena en la noche y decidió acudir a surtirse de víveres.

Otra persona tomó la noticia con más calma. “Llegué a las 09:00, ya me leí todo el periódico y llené todo el crucigrama mientras esperaba. Ahora veré cómo hago”.

fake newsEn las calles se observó a numerosas personas con sus compras, esperando un taxi. Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

Minutos después se conoció la noticia oficial: la ministra de Gobierno, María Paula Romo, confirmó que la propuesta del gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, de decretar el toque de queda de 24 horas, no fue aprobada por el COE Nacional. Esto generó calma entre los presentes, muchos de los cuales optaron por retirarse para regresar al día siguiente.

La cadena de WhatsApp que había circulado horas antes era una tergiversación de las palabras del Gobernador, quien había dicho que hizo la propuesta del toque de queda, pero que la decisión final era del COE Nacional. Sin embargo, la noticia falsa logró su cometido: crear el pánico entre la comunidad.

En redes sociales se apreciaron fotos de los Riocentros (pertenecientes a la Corporación El Rosado), en los cuales las filas eran enormes.
Soledad Ramírez se dirigió a primera hora de la mañana a recoger a su esposo, que salía de una jornada de varios días de trabajo en uno de los sectores productivos que no pueden parar en esta emergencia sanitaria.

Ramírez se sorprendió al ver tanta gente haciendo cola fuera de los supermercados y tiendas. En la vía a Daule, a la altura de Mapasingue, la ciudadanía estaba amontonada afuera de un local de Mi Comisariato y otro de la cadena Gran Aki. La mujer afirmó que estas aglomeraciones generan contagios del coronavirus, por lo que “se debe evitar los anuncios fatalistas para no crear este tipo de ansiedad en la ciudadanía”.

Víctor Farinango acudió muy temprano al Supermaxi de la ciudadela La Garzota, en el norte de la urbe. Pero cuando llegó había demasiadas personas. Calculó que por la cantidad de clientes no todos alcanzarían a entrar antes del mediodía, hora de cierre del supermercado. Por ello decidió retirarse.

Lo mismo sucedió en el centro comercial Albanborja, donde desde muy temprano se formó una extensa fila para ingresar al Supermaxi. Todos querían comprar antes del supuesto “toque de queda de 24 horas”.

A la salida de los supermercados el martirio fue otro: quienes no tienen vehículo propio tuvieron que estar a la “caza” de algún taxi, ya sea amarillo o pirata, los cuales escasean debido a la restricción de movilización. En sectores como Urdesa y Alborada se vio a las personas con las fundas del mercado esperando transporte.

Fue el fin de una jornada de compras apresuradas, generadas por las fake news. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP