Estudiantes del Montúfar expresan solidaridad con policía herida en disturbios

07 de abril de 2016 12:47

Gonzalo Criollo, presidente de la Asociación de Estudiantes del Colegio Montúfar, reiteró que no pedirá disculpas a las autoridades (ministro de Educación y exrector de la institución) por los disturbios registrados en los exteriores del plantel, en febrero de este año.

Estas declaraciones las ofreció junto con sus compañeros de la Asociación de estudiantes cuando culminaron una visita que realizaron a Jéssica Soliz, policía que resultó herida, tras las protestas que protagonizaron el 15 y 16 de febrero pasados.

El hecho sucedió cuando un piquete de policías trató de repeler las manifestaciones estudiantiles. La mujer recibió el impacto de una roca entre el cuello y la espalda alta. El golpe afectó su capacidad de movimiento de los miembros inferiores (golpe a nivel cérvico-dorsal-lumbar) que le provocó una desviación de la columna. De momento, la oficial se encuentra bajo tratamiento por lo que no puede ejercer su labor.

Por esta razón los estudiantes llegaron al domicilio, ubicado en el sector La Gatazo (sur de Quito), junto con Diego Mejía, Comandante General de la Policía Nacional. En la sala de su casa, el jefe de la Policía se congratuló con la agente y reiteró que el acto de los estudiantes fue loable. "Reconocer errores es de valientes”, expresó.

La mujer, en presencia de su madre, María Mena, recibió un ramo de flores y con su voz quebrada expresó: "De corazón, yo recibo las disculpas por parte de los jóvenes. Yo sé que no están aquí las personas que me agredieron, de corazón yo les disculpo".

Al finalizar la reunión con las dignidades policiales, Criollo reiteró que se trató de un acto de solidaridad con la policía herida y señaló que se debería investigar profundamente para determinar los responsables de estos disturbios.

Al consultarle sobre el pedido de disculpas que mencionó el presidente de la República, Rafael Correa, durante una reunión con los estudiantes, el dirigente estudiantil reiteró que quienes deben pedir disculpas son las autoridades educativas. "No se puede echar la culpa a los alumnos de todo lo que pasó. Admitimos la responsabilidad de ciertos hechos. Sin embargo también solicitamos a las autoridades que reconozcan sus errores".

Estudiantes implicados en protestas del colegio Montúfar se reincorporan a las aulas

La mañana de hoy, el Ministerio de Educación emitió un comunicado a través del cual informó que los estudiantes de 3° de Bachillerato del colegio Montúfar que habrían participado en los actos violentos del 15 y 16 de febrero pasado y que fueron sancionados con reubicación, volverán a su establecimiento educativo habitual para concluir la enseñanza secundaria.

Augusto Espinosa, ministro de Educación, dispuso además, una nueva reubicación del resto de alumnos también sancionados. "En los casos de los estudiantes que cursan en niveles distintos a 3° de Bachillerato, se procederá con una nueva reubicación si esto posibilita un mejor acompañamiento por parte de sus representantes al proceso educativo", indica el comunicado.

En la misiva se indica que aunque fueron sancionados por faltas muy graves. "No existió evidencia suficiente para determinar que “cometieron actos de violencia de hecho o de palabra contra cualquier miembro de la comunidad educativa, autoridades, ciudadanos y colectivos sociales” (art. 330, numeral 2) o que 'deterioraron o destruyeron en forma voluntaria las instalaciones institucionales y los bienes públicos y privados' (art. 330, numeral 3)". (I)

Los estudiantes llegaron al domicilio de la agente y expresaron su solidaridad.
Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado