Juan Ponce, director de la Flacso Ecuador

"La política de becas debe centrarse en fortalecer el posgrado en el país"

- 29 de abril de 2019 - 00:00
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Becarios deben tener una entidad auspiciante que les garantice un trabajo cuando retornen.

Un estudio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales mostró que los becarios en el exterior perciben el 8% más de ingresos que los formados en el país. Para Juan Ponce, director de la Flacso Ecuador, el reto de la Senescyt es fortalecer las maestrías en el país.

¿Qué han evidenciado del trabajo de becas entregadas por Senescyt?

De acuerdo a nuestra investigación sobre becarios retornados hasta 2013, vemos que sus ingresos en 2014 fueron negativos, es decir, recibieron menos ingresos que aquellos que hicieron estudios de maestría en Ecuador; en el segundo año se equiparan los ingresos de ambos; y en 2016 los becarios extranjeros tienen mejores ingresos, más o menos el 8%.

Los becarios de maestría, en general, son personas con ingresos entre $ 2.000 y $ 3.000, pero los internacionales recibieron, en el tercer año (2016), de  $ 260 a $ 300 más que los de estudios nacionales.

¿Por qué el primer año es negativo para un becario?

Porque tienen dificultades para incorporarse en el mercado laboral. Regresan el primer año y es

como si estuvieran desconectados cuando salieron del país.

¿Qué debe hacer Ecuador para tratar de solucionarlo?

Hay un problema en el diseño del programa (de becas de Senescyt), porque se supone que todos los chicos que aplicaron para irse (del país a estudiar) debían tener una institución auspiciante o receptora, una universidad que les garantice un trabajo cuando regresen.

¿Por qué en el tercer año los maestrantes extranjeros obtienen mejores ingresos?

Debe ser por el prestigio de las instituciones (universidades) y porque las personas los van conociendo en las instituciones en las que trabajan. Una vez posicionados, logran tener mejores ingresos.

¿Cuál es el reto que debe asumir la Senescyt?

Ya pasamos una primera etapa que fue preparar gente en el extranjero. Ahora la política debe ir en otro sentido: fortalecer el posgrado en Ecuador, tener universidades de posgrado de calidad y con carreras en todas las áreas.

Hacer una especie de sustitución de importaciones, pero en el ámbito académico. Es decir, ya no comprar o importar gente con maestría o PhD sino producirlos aquí para generar academia local.

Invertir en un posgrado en Ecuador con estándares internacionales. Se debería fomentar el posgrado en ciencias duras. El costo unitario sale más barato y se generan capacidades nacionales. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: