El Hospital Los Ceibos promueve el consumo de la leche materna

- 05 de mayo de 2018 - 00:00
Una veintena de mujeres extrajo la leche para sus hijos hospitalizados en el área que funciona desde la primera semana en Guayaquil.
Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

Ana Rodríguez, de 34 años, se acomoda en uno de los seis sillones acolchonados que hay en una aclimatada sala. Con ayuda de una enfermera coloca la bomba de succión en su pezón derecho y extrae la leche para su hijo que nació prematuro.

Ella es una de las beneficiarias del lactario que abrió hace un mes el Hospital Los Ceibos, de Guayaquil, con el fin de promover la alimentación saludable en los recién nacidos del país.

El sanatorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) es el primero con ese espacio en la provincia de Guayas.

Karina Parra, médica subespecialista en neonatología, explica que la leche materna es la comida más importante para los recién nacidos. Agrega que cuando el centro recibe a niños por terapia intensiva la primera leche de la madre es el calostro, pero por su estado no se la puede proporcionar.

“Esto origina que muchas madres, por desconocimiento, la boten. Con el lactario esto ya no pasa porque se la extrae, almacena y conserva para que luego la aproveche el niño. Tres meses puede permanecer congelada”.

Parra asegura que el lactario es exclusivo para las madres de los niños ingresados en el área de cuidados intensivos y que tienen problemas por conductos tapados y no producen mucho.

La extracción toma de 10 a 15 minutos, si no tiene conductos obstruidos.

Rodríguez, madre de tres niños, tiene ese inconveniente. “Me cuesta producirla. Con mis otros dos hijos tuve el mismo inconveniente y por eso usé la de fórmula”.

 Carmen Vélez, de 30 años, tuvo a su primera hija que también nació prematura.      

“Me dio preeclampsia, por lo que fui trasladada desde Manabí hasta aquí. Mi bebé está mejor. Cuando salga me recomendaron que siga dándole leche materna para que se recupere por completo”.

La galena señala que el servicio se abrió frente a la necesidad de niños prematuros o que tienen enterocolitis. “Las mamás no producían  en el momento que se requería y había que darles fórmulas. Con el lactario el tiempo de hospitalización y las complicaciones disminuyen”. (I

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo