Un peligro es que las personas siguen usando drogas sin prescripción y para tratar virus comunes, como la gripe

El hallazgo de una bacteria resistente a los antibióticos alerta a los científicos

Un peligro es que las personas siguen usando drogas sin prescripción y para tratar virus comunes, como la gripe
21 de noviembre de 2015 00:00

El mundo está al borde de una era apocalíptica sin antibióticos tras el hallazgo de bacterias resistentes a drogas utilizadas, cuando el resto de los tratamientos no había dado resultados efectivos.

Un grupo de científicos chinos identificó una bacteria que puede sobreponerse a la droga de último recurso -colistin- en pacientes y ganado en China.

Los expertos indicaron que dicha resistencia se propagará al resto del mundo y elevará el riesgo de infecciones intratables, provocando la muerte de millones de personas.

En ese sentido, indicaron que el preocupante hallazgo debería servir ahora como aviso de alerta para todas las autoridades sanitarias.

La posibilidad de que las bacterias se vuelvan totalmente resistentes a tratamientos -un fenómeno también conocido como el ‘Apocalipsis de los antibióticos’- podría poner en riesgo el futuro de la población humana.

Infecciones comunes podrían provocar nuevamente la muerte, como en siglos pasados, mientras que cirugías y terapias contra el cáncer, que dependen completamente de los antibióticos, quedarían bajo serias amenazas.

Los científicos chinos identificaron una nueva mutación, conocida como el gen MCR-1, que impidió que el colistin actuara efectivamente contra la bacteria.

La investigación, publicada en la revista británica especializada Lancet Infectious Diseases, confirmó que la resistencia fue identificada en el 20% de los animales investigados, en 15% de muestras de carne cruda y en 16 pacientes.

Y agregó que la resistencia se propagó a una serie de cepas de bacterias y otras especies, incluido el E. coli, la Klebsiella pneumoniae y la Pseudomonas aeruginosa. Los científicos indicaron que ya hay evidencia por propagación de dicha resistencia a Laos y Malasia.

El profesor británico de la Universidad de Cardiff (Gales) Timothy Walsh, que colaboró con el estudio chino, declaró que todos los elementos y factores están en su lugar para que la era posantibiótico se convierta en una realidad.

“Si la mutación genética MCR-1 se vuelve global -que será solo una cuestión de tiempo- y el gen se alinea con otros genes, algo que es inevitable, entonces habremos llegado al comienzo de la era posantibióticos”, advirtió Walsh.

“En ese momento, si un paciente se enferma, digamos con el E. coli, no habrá nada que se pueda hacer para salvar su vida”.

El profesor Walsh tiene previsto reunirse con las autoridades chinas el próximo fin de semana, para discutir la posibilidad de que la droga colistin sea prohibida para uso agrícola. Por su parte, el profesor Mark Wilcox, virólogo del Hospital Escuela de Leeds, afirmó que el ritmo de transferencia del gen resistente es muy alto, “algo que no es para nada bueno”.

Wilcox dijo que el hospital inglés donde trabaja está lidiando con múltiples casos cada mes, en los que es cada vez más difícil hallar un antibiótico adecuado.

El experto sostuvo que por ahora no hay un único elemento o factor que pueda dar comienzo al ‘Apocalipsis de los antibióticos’, aunque dijo que cada vez se ve más claro que se está perdiendo la batalla.

“Si me preguntan si considero que llegaremos a una situación en la que no podamos tratar bacterias, mi respuesta es sí. Ya sea este año o el próximo, o en 2 años, es difícil pronosticar cuándo”.

Para la profesora Laura Piddock, del grupo de campaña Acción por Antibióticos, los mismos antibióticos no deberían ser utilizados en veterinaria y medicina humana.

“Esperemos que la era posantibiótico no esté aún tan cerca. De todos modos, este es un serio llamado de atención para el mundo entero”, sostuvo la experta británica.

Piddock dijo -además- que la llegada de la era posantibiótico realmente dependerá de la infección, del paciente y de si existen opciones de tratamientos alternativos disponibles.

Un comentario editorial sobre el informe científico publicado en la revista Lancet concluyó que “las implicaciones (del estudio) son enormes” y agregó que al menos que algo cambie de forma significativa, los médicos “enfrentarán un número cada vez mayor de pacientes a quienes les tendrán que decir: ‘Lo siento, no hay nada que podamos hacer para curar su infección’”.

Para muchos, esta era posantibióticos ya fue anunciada por el premio Nobel Alexander Fleming, cuando en 1945 advirtió sobre los peligros a las resistencias de ciertas drogas. Lo que ha sucedido es que si bien esta ‘rebeldía’ de las bacterias ha aumentado, los médicos han podido desarrollar otros fármacos más eficientes. Otro peligro, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), es que persiste el abuso farmacológico, es decir, los pacientes no toman los antibióticos siguiendo las recetas o los usan cuando ya están caducados. (I)

Contenido externo patrocinado