El ejercicio ayuda a combatir el estrés

18 de julio de 2017 00:00

Cuando termina el año lectivo y comienza el verano, los planes vacacionales, los campamentos y los deportes son una opción para mantener ocupados a los escolares.

Precisamente, el Ministerio del Deporte presentó ayer los cursos de verano, los cuales no tienen ningún costo y se desarrollarán en dos módulos consecutivos.

El primero se inició ayer y durará hasta el 4 de agosto; y el segundo se inaugurará el lunes 7 de agosto y finalizará el 25 del mismo mes.

Las actividades serán dirigidas por técnicos de la cartera de Estado y un grupo de instructores de la Universidad Central del Ecuador (UCE).

Entre los deportes a escoger están baloncesto, fútbol, tenis, atletismo, gimnasia artística, natación, defensa personal, entre otros. 

   Los horarios son de lunes a viernes, desde las 09:00 hasta las 12:00, en las instalaciones del ministerio, ubicadas en el norte de Quito.

La cartera de Estado informó que los hijos de las personas privadas de la libertad (PPL) y los niños de escasos recursos económicos han accedido a las capacitaciones. Ellos son una población prioritaria, informó el viceministro Freddy Villao, durante la inauguración de los vacacionales.

En total, 1.200 niños, de entre 6 y 12 años participarán en los cursos de verano.

Luis Andrade es un tenista que después de una lesión se dedicó a dar clases de la disciplina que aprendió desde niño.

Para él, los planes vacacionales son una oportunidad para entretener a los niños y adolescentes.

Además de divertirse, ellos asimilan herramientas básicas para tener un futuro deportivo.

El Municipio de Quito también oferta varias alternativas para que los menores disfruten de sus vacaciones en este año. (I)

 El ejercicio ayuda a combatir el estrés   

Hacer deporte reduce el insomnio, la depresión y la hostilidad, señala el médico Guillermo Lalama.

Otro de los beneficios de realizar actividad física es el aumento de la autoestima de quienes la practican. Según el galeno, el ejercicio también es un vehículo para mejorar las relaciones personales.

“Al hacer deporte, el cerebro aumenta la producción de neuronas y las conexiones entre ellas; estas son las responsables de la memoria y el aprendizaje”. (I)