Los efectos del cambio climático se aceleran

- 12 de enero de 2020 - 00:00
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

La atmósfera de Ecuador experimenta alteraciones que provocan días más calurosos en la Costa, incluso en la Sierra, y bajas temperaturas.

Con la llegada del 2020 se dejó atrás una de las décadas más calurosas desde que se tienen registros, sin embargo, el cambio climático y sus consecuencias se aceleran. “La situación empeora”, alertó Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Una de las consecuencias del calentamiento global es precisamente la variabilidad climática, con manifestaciones cada vez más intensas y frecuentes. Las bajas temperaturas en el hemisferio norte coinciden con las extremadamente altas al otro lado del mundo.

En países como EE.UU. y Canadá, por ejemplo, hay zonas donde las lluvias heladas reemplazan a las nevadas. En el extremo opuesto hay una ola de calor y sequías, como en Australia, donde se registran 200 focos de incendios que siguen fuera de control.

Ecuador no escapa a estas alteraciones y en ciudades de la Sierra y Costa se pasa del frío al calor, así como de un cielo soleado a uno nublado y viceversa en menos tiempo.

En los últimos días se registraron condiciones anómalas en la atmósfera del país, lo que originó altas temperaturas en la Costa, incluso en la Sierra, donde también hubo un descenso inusual.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) reportó que el jueves 9 de enero Latacunga (Sierra), registró una temperatura de 0.0°C, la más baja en zonas pobladas del país. El mismo día Guayaquil (Costa) alcanzó 35,4 °C. Mientras que un día antes en Nuevo Rocafuerte (Amazonía), el calor llegó a 36.2°C.

cambio climáticoChimborazo.- En la Sierra centro, las altas temperaturas del día bajaron abruptamente a cero grados en la noche Foto: César Muñoz / El Telégrafo

Guillermo Flores, técnico de la Dirección de Pronósticos y Alertas del Inamhi, indicó que el calentamiento de la superficie en Guayas y otras zonas de la Costa se debe a un comportamiento anómalo en el flujo de vientos en la atmósfera sobre la zona noroeste de América del sur. “Esto permitió el transporte de aire seco desde el océano Pacífico hacia el continente, lo que afectó a Colombia, Ecuador y norte de Perú”, mencionó.

Expresiones como “hace mucho calor” se escucha entre los habitantes de Guayaquil por estos días y quizás perdure por semanas, ya que el pronóstico estacional del Inamhi para los próximos tres meses señala que las regiones Costa y Amazonía presentarán una tendencia al incremento de la temperatura y lluvias dispersas.

Al respecto, Luis Maisincho, director de Estudios e Investigación de Hidrometeorología del Inamhi, aclaró “este incremento es normal para estas regiones por el cambio de estación de seca a lluviosa y están dentro del rango normal de temperatura histórica.

Maisincho indicó que el cambio climático afecta a todo el mundo y en Ecuador se sienten sus efectos adversos como la elevación de la temperatura, retroceso de glaciares y cambios en los paisajes.

Para Gladys Rincón, coordinadora de la Maestría Cambio Climático de la Espol, las altas y bajas temperaturas que se reportan en el país se debe a una variabilidad climática, “posiblemente, como consecuencia del calentamiento global”.

Estas condiciones provocan la ausencia de precipitaciones en la Costa donde en estos meses usualmente se encuentra en plena estación lluviosa.  

Cambiar nuestros hábitos de consumo y priorizar el cuidado del medio ambiente es una buena opción para contribuir con el cuidado del planeta, recomendó Rincón.

Maisincho complementa que es necesario que se brinde apoyo al Inamhi para continuar con los estudios científicos  que permiten mejorar la comprensión sobre el cambio climático y sus impactos sobre el territorio nacional. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP