Gregoriano, más de 20 años educando a los jóvenes de Guayaquil

- 23 de octubre de 2019 - 21:00
Parte de la misión de esta institución es guiar a sus educandos con amor y disciplina hacia el fortalecimiento del pensamiento y la inteligencia.
Foto: Karly Torres / ET

La Unidad Educativa Particular Gregoriano festeja sus 21 años de creación con profundo agradecimiento por parte de sus fundadores y autoridades a Dios.

Por David Grant y Doménica Ladines 

Gracias a la entrega de autoridades, docentes y padres de familia y estudiantes por su preferencia, hoy esta institución se regocija por las metas cumplidas, los triunfos y logros académicos, artísticos y deportivos alcanzados todos estos años.

La Unidad Educativa Particular Gregoriano inició sus labores educativas el 2 de mayo de 1998 en la ciudadela Vernaza Norte, atrás del Mall del Sol. Posteriormente, el 11 de octubre de 2000, por la  acogida que tuvo como centro educativo, cambia sus instalaciones a la ciudadela Ietel.

Allí continúa su brillante labor educativa que se ha caracterizado por el compromiso de educar a la niñez y juventud guayaquileña con calidad y calidez, formando estudiantes proactivos y exitosos en el ámbito personal, profesional y social.

La UEP Gregoriano tiene como misión guiar a sus educandos con amor y disciplina hacia el fortalecimiento del pensamiento e inteligencia, haciéndolos críticos, creativos, reflexivos e innovadores, conscientes del uso correcto de sus libertades en el respeto propio y de la sociedad. Que sean capaces de enfrentar con sabiduría los desafíos que se presentan en la vida cotidiana, los cambios y retos del mundo globalizado.

Contribuye a la formación integral de sus estudiantes descubriendo sus destrezas y habilidades y potenciándolas a través del desarrollo de expresiones artísticas, como la música, el teatro, la danza, el deporte y las artes del lenguaje y la comunicación.

Se incentiva a los niños, niñas y jóvenes al estudio por medio de actividades extracurriculares, como visitas que se realizan fuera de las instalaciones del plantel resaltando la importancia de aprender día a día no solo en un salón de clases, sino también del entorno.

Uno de los pilares para el éxito de la formación de los estudiantes de la UEP Gregoriano es la participación activa de los padres de familia y comunidad educativa, en general, siendo conscientes que una educación de calidad requiere de un trabajo constante en equipo.

Quienes formamos parte de la comunidad educativa gregoriana nos comprometemos a seguir brindando una  educación de calidad, calidez, valores y principios a las futuras generaciones y ser un referente de educación con valores a través del arte en el país. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP