Ecuador trajo 15 copas por cálculo mental de Rusia

- 24 de agosto de 2018 - 00:00
Nicolás Reátegui (i), Jesús Carrión, Doménica Baculima y Theo Santacruz muestran sus reconocimientos luego de participar en la competencia internacional, que se realizó en Rusia, en julio.
Foto: William Orellana / El Telégrafo

Los participantes son niños de 5 a 13 años, que compitieron entre 600 concursantes de 30 países. El programa Aloha ayudó al desarrollo de sus capacidades.

Quince niños de entre 5 y 13 años participaron en un concurso internacional de cálculo mental en Moscú, Rusia.

La competencia internacional Aloha Mental Arithmetic se realizó en las instalaciones del World Trade Center de la ciudad de Moscú, donde intervinieron 600 niños y jóvenes de 6 años a 13 años, de aproximadamente 35 países.

La Embajada de Ecuador en Rusia acompañó a la delegación participante -conformada por 15 niños y niñas-, la cual estuvo asistida por la delegada de la empresa Aloha Mental Arithmetic en Ecuador, Diana Artunduaga, según informó Cancillería.

En el evento se resaltó que el programa, que consiste en la enseñanza del método del ábaco computacional, cumple 25 años desde su creación en Malasia, por Loh Mun Sung. Actualmente cerca de 7.000 niños y jóvenes de Ecuador lo aprenden.

Cynthia Vaca, supervisora nacional de la entidad, detalló que el programa consiste en el desarrollo neuronal de los menores. A través de los ejercicios se desarrolla el hemisferio derecho al mismo tiempo que el izquierdo.

“Al momento que el niño comienza su educación normal asimila mejor los conocimientos”.

La actividad se maneja por niveles y se recomienda que los chicos estén por lo menos durante un año.

Aloha tiene un poco más de dos años en el país y hay 22 filiales. El concurso se desarrolla anualmente. “En 2017, a Malasia, asistieron 8 representantes de los cuales 7 llegaron con copas”, detalló Maribel Henríquez, coordinadora regional de Aloha.

El premio más grande se lo adjudicó Doménica Baculima Sánchez, quien tiene 6 años y no solo es buena en matemáticas, sino que se desenvuelve mejor, comentó su madre Andrea Sánchez.

“Era muy tímida, acudí a un especialista para que me ayude a lograr que ella se relacione. Estar en el curso Aloha le cambió la vida”, explicó.

La orgullosa madre comentó que su hija “antes no socializaba y ahora es más independiente, su forma de expresarse es mucho mejor. Me da la impresión de que su personalidad se forma con independencia”.

Henríquez resaltó que la delegación ecuatoriana brilló en el concurso, porque se enfrentaron a menores de Asia, Europa, entre otros continentes. “Es mentira que los niños de otros países tengan mayor capacidad que los latinos, al nacer estamos iguales, la diferencia surge al desarrollarla. Nosotros utilizamos la metodología del ábaco”.

El programa beneficia a los menores, pero esto “no significa que se forma a niños matemáticos, sino que se desarrollan más habilidades en conjunto”.

La coordinadora recalcó que en los menores cambia la conducta, y el razonamiento en ellos es mejor y más rápido.

Los campeones son de diferentes provincias, como es el caso de Nicolás Reátegui Rodas, quien es oriundo de Zamora Chinchipe. El menor fue recibido con honores en su provincia por autoridades locales y de educación. Recibirá un reconocimiento público en septiembre, cuando se inicien las clases en el régimen Sierra y Amazonía.  

El prefecto de la provincia amazónica, Salvador Quishpe, ofreció a Nicolás la ayuda para que siga en el desarrollo de sus capacidades, además mostró su entusiasmo al tener entre sus conciudadanos a un menor con elevados conocimientos de aritmética. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: