La duración de vacunas contra el covid-19 aún es impredecible

- 29 de julio de 2020 - 12:39
Tomada de El Periódico

En el Media Briefing virtual realizado la mañana de este miércoles 29 de julio por FIFARMA, los representantes de la industria farmacéutica que trabajan en el desarrollo de vacunas para el covid-19, entre los puntos tratados y ante la pregunta de periodistas de la región, indicaron que aún es impredecible la duración de la vacuna.

Los spiker invitados a este foro fueron: Tausif Butt, de AstraZeneca; Francesca Carvajal, de MSD; Graciela Morales, de Pfizer; Rafael Andrés Díaz-Granados, de FIFARMA; Josue Bacaltchuk, de Janssen; Ayman Chit, de Sanofi. El foro fue moderado por la conferencista Fernanda Hernández.

Rafael Díaz-Granados, de FIFARMA, mencionó al inicio del foro, que la industria farmacéutica a nivel global trabaja en el desarrollo de vacunas en alianzas con la Academia, gobiernos y entes públicos y privados. "La industria trabaja en donaciones de equipos, medicamentos; no es una carrera contra empresas sino contra el virus".

Puntualizó que hay un compromiso de inversión importante para aumentar la fabricación de vacunas.

Josue Bacaltchuk, de Janssen, indicó que la vacuna que desarrollan utiliza la misma plataforma que usaron para el virus del ébola, VIH, SIKA. "Se desarrollan los estudios pre clínicos con una sola dósis, hemos iniciado el estudio de la fase 1-2-A en Estados Unidos, en más de mil pacientes. Anunciamos para septiembre la fase 3".

En tanto que Francesca Carvajal, de MSD, mencionó que la pandemia es un desafío científico. "En MSD (MECRK)  llevamos cien años en el desarrollo de vacunas antivirales. Desde el pincipio evaluamos diferentes plataformas y dos vacunas que son prometedoras basadas en mecanismos establecidos y la protección con una sola dosis". Actualmente se encuentran en fase preclínica, pero estiman que antes que finalice el año ya estarán en la fase clínica.

Graciela Morales, de Pfizer, precisó que trabajan con diferentes entidades, en varios frentes, en soluciones terapéuticas y preventivas. Hemos terminado el estudio de la fase 1 y 2... será una de las primeras vacunas en salir al mercado".

Indicó que de las cuatro vacunas candidatas se ha seleccionado una de ellas que va a pasar a la fase 3, "estamos programando desarrollarla en 30 mil participantes, es decir que 15 mil serán vacunados y monitoreados en 120 sitios de investigación".

Morales manifestó que se han reinventado para hacer investigación clínica y que espran los resultados para octubre "y produciríamos las vacunas para finales de este año". La vacuna en su fase 3 está programada con un esquema de dos dósis.

Precisó que a escala mundial hay 25 posibles candidatos de vacunas clínicas, 135 preclínicas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los representantes de la industria farmacéutica manifestaron también que aún es prematuro hablar de costos y que hay que tomar en cuenta los procesos regulatorios dependiendo de los países.

En ese sentido, Carvajal mencionó que MSD trabaja en el desarrollo de vacunas que serán asequibles y accesibles y que estarán disponibles en todo el mundo, "no hay un compromiso de dar dosis a un país antes que a otro".

Un informe de la OMS, en marzo, cita que el Gobierno de los Estados Unidos de América firmó un acuerdo por importe de  $ 1.000 millones con la compañía farmacéutica Johnson & Johnson para desarrollar y producir más de mil millones de dosis de una posible vacuna.

Según un estudio publicado en julio de 2017 en la revista especializada Vaccine, en los Estados Unidos cuesta entre $ 50 millones y $ 500 millones poner en marcha una planta de producción de vacunas monovalentes, y el costo puede llegar hasta los $ 700 millones en el caso de las vacunas polivalentes. La complejidad de estas plantas hace que además se requiera personal especializado para garantizar su funcionamiento.

"Las inequidades inherentes a la producción de vacunas, que siempre son un problema importante, alcanzan una enorme gravedad cuando el acceso mundial a una vacuna eficaz resulta vital, como ocurre en la pandemia de covid-19 en curso", aseguró Erin Sparrow, experta en enfermedades infecciosas de la Organización Mundial de la Salud.

Mientras que Martin Friede, coordinador de la Iniciativa para la Investigación de Vacunas de la OMS, manifestó que la intensificación de procesos podría abaratar en varios órdenes de magnitud la producción de vacunas y biofármacos. "También puede reducir los riesgos que dependen de los operarios, lo que la hace adecuada para países que carecen de la mano de obra cualificada necesaria para el funcionamiento de las plantas tradicionales".

La idea de este desafío era alentar un suministro mundial de vacunas procedente de numerosas plantas de pequeño tamaño, a la vez que se ponía el acento en la innovación.

"Queríamos asegurarnos de que cualquier ahorro se derivase de soluciones tecnológicas innovadoras y no de economías de escala", explicó Stephen Hadley, responsable superior de programas de desarrollo y vigilancia de vacunas de la Fundación  Bill y Melinda Gates. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP