La disciplina social es vital para frenar el virus

- 06 de junio de 2020 - 00:00

Cada ciudadano es responsable de su cuidado, sobre todo en los colores amarillo y verde, que permiten una reanudación paulatina de las labores.

Hace 15 años, Darwin Zapata inició su trabajo como conductor de taxi, sustento económico de los cinco miembros de su hogar.

Con algo de ahorros pudo solventar durante un mes los alimentos de su familia y enseguida acudió al banco para solicitar un préstamo que le permitiera adecuar su taxi y así retomar sus labores, las mismas que no se interrumpieron pero que sí registraron restricciones en la emergencia por covid-19.

De acuerdo a la exigencia del Municipio de Quito, los taxis deben portar una pantalla plástica de división para que exista el menor contacto posible con el pasajero. En ello y en los implementos de bioseguridad, hoy gastó alrededor de $ 200.

Fue el 20 de abril que volvió a sus tareas, aunque no con la demanda de inicio del año. Además podía circular solamente dos veces a la semana y únicamente hasta las 14:00, lo que dificultaba aún más el poder sumar más ingresos a su bolsillo.

“Fueron momentos muy complicados para nosotros y para todos porque mucha gente tenía gran temor de salir, de tomar un taxi, pero poco a poco ya tenemos más demanda”.

Ayudó también la disminución del horario del toque de queda. Hoy, con el paso al color amarillo en la capital,  Darwin y sus compañeros ya tienen más días para circular, según el último dígito de la placa. En su caso es 6 y puede circular los martes, jueves y sábados.

Cada vez que un pasajero desembarca rocía el espacio del automotor con alcohol. Al final de la jornada realiza una exhaustiva limpieza con el amonio cuaternario, según las indicaciones de su cooperativa y hasta el momento no ha tenido ningún inconveniente con su salud.

Al momento de cobrar la tarifa usa guantes y esparce alcohol en monedas y billetes, así como en sus manos.

“Lo único que podemos hacer es cumplir al máximo las recomendaciones de bioseguridad y desinfección del automotor para evitar que el virus pueda afectarnos”.

Aunque a ratos el clima esté frío, siempre viaja con las ventanas abiertas, aunque no en su totalidad.

Precisamente esa es una de las recomendaciones que hacen los galenos cuando uno viaja en transporte público.

Según la médica familiar Bethy Jácome, es necesario que las ventanas estén bajadas siempre para facilitar la circulación del aire y así disminuir la posibilidad de un contagio entre quienes viajan al interior de ese automotor.

Recuerda que es necesario que cada persona pueda llevar un frasco con alcohol o gel desinfectante cuando sale de casa, para desinfectar las áreas que va a tocar y también asear sus manos.

“Otra cosa que se debe recordar siempre es no tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sucias, porque ese es el principal foco de transmisión del virus”.

Insiste en la necesidad de evitar al máximo la salida innecesaria y seguir con la recomendación de que sea solo una persona la que vaya a realizar las compras.

El presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, Víctor Álvarez, en reiteradas ocasiones ha referido la necesidad de que cada persona pueda protegerse con las medidas básicas de seguridad como son la mascarilla, el distanciamiento físico y el aseo continuo de las manos.

Una medida de protección adecuada, al retornar de cualquier actividad externa al domicilio, es rociar el calzado con una mezcla de agua y cloro. 

“Cuando se llega a casa es necesario depositar esa ropa en un sitio especial, así como el celular y ir a la ducha inmediatamente para luego saludar a la familia”. (I)

OMS alerta sobre nuevo síndrome
La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta para vigilar el Síndrome Inflamatorio Multisistémico, que afecta sobre todo a niños y adolescentes y que podría presentarse en las diferentes fases del covid-19. No obstante, de acuerdo a los indicadores a nivel mundial, los casos positivos en este grupo etario es de apenas el 2% y en su mayoría asintomáticos.

La creación de este nuevo evento de vigilancia está asociada al coronavirus. De acuerdo a estudios pediátricos, el Síndrome Inflamatorio Multisistémico causa síntomas provocados por la inflamación (irritación, dolor e hinchazón) de todo el cuerpo, por lo que los médicos están tratando de descubrir cómo se relacionan estos síntomas con la infección por coronavirus. Entre ellos se incluyen: fiebre de varios días de duración, dolor abdominal, vómitos o diarrea, erupción en la piel, labios rojos, secos y agrietados, ojos rojos, hinchazón de manos o pies y dolor en las articulaciones. (I)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP