Ecuador, 09 de Agosto de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Aíslan el coronavirus de la secreciones oculares de una paciente: ¿otra fuente de contagio?

Aíslan el coronavirus de la secreciones oculares de una paciente: ¿otra fuente de contagio?
Foto: Referencial / Internet
23 de abril de 2020 - 09:21 - Agencias

El virus SARS-CoV-2, responsable de la pandemia de la covid-19, también es activo en las secreciones oculares de los pacientes positivos y, por tanto, puede ser otra fuente de contagio, según la investigación realizada por el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas "Lazzaro Spallanzani" de Roma.

El estudio, publicado por la revista Annals of Internal Medicine, describe que la muestra ocular fue tomada a una mujer de 65 años que viajó desde Wuhan (China) a Italia el 23 de enero de 2020 y fue ingresada  al hospital de Spallanzani el 29 de enero, un día después del inicio de los síntomas.

Al ingreso a la unidad de alto aislamiento, la paciente presentó tos seca, dolor de garganta y conjuntivitis bilateral. No tuvo fiebre hasta el día 4, cuando comenzó la fiebre (38 °C), náuseas y vómitos. La infección con SARS-CoV-2 se confirmó realizando un ensayo de reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa en tiempo real (RT-PCR) en muestras de esputo el día de admisión.

Desde el día 3 del ingreso al hospital, debido a la persistencia de la conjuntivitis, se recogieron muestras oculares con una frecuencia casi diaria que resultaron positivas hasta el día 21, con una disminución de la concentración del virus. La conjuntivitis mejoró enormemente el día 15 y aparentemente se resolvió el día 20.

Esto demuestra que además de en el sistema respiratorio, el virus también es capaz de replicarse en las conjuntivas, añade el estudio.

Se trata de un descubrimiento, explican en una nota desde el hospital Spallanzani, que también tiene implicaciones importantes para la salud pública, tanto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó información de la investigación cuando aún estaba en la fase preliminar.

"Esta investigación muestra que los ojos no son solo una de las puertas de entrada para que el virus ingrese al cuerpo, sino también una fuente potencial de contagio", comentó Concetta Castilletti, directora de la Unidad Operativa de Virus Emergentes del Laboratorio de Virología Spallanzani.

Por ello destacan la importancia de las medidas de control, como evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos y lavarse las manos con frecuencia.

Además, la necesidad del uso apropiado de dispositivos de protección en situaciones tales como exámenes oftálmicos que se consideraban relativamente seguros en comparación con los riesgos de contagio que representa este virus".

La investigación de Spallanzani también destacó que las muestras oculares pueden ser positivas cuando las nasales ya no muestran rastros del virus: de hecho, la paciente objeto de la investigación, tres semanas después del ingreso, ahora era negativo para el test nasal, pero aún débilmente positivo en el ocular, y también 27 días después de la hospitalización.

Explican que ahora "se necesitarán más estudios para verificar cuánto tiempo el virus continúa activo y potencialmente infeccioso en las lágrimas".

El presidente de la Asociación Italiana de Oftalmólogos (AIMO), Luca Menabuoni, llamó la atención ante "la necesidad de un uso adecuado de los dispositivos de protección durante los exámenes de la vista".

Ahora más que nunca, según los oftalmólogos italianos, es necesario "preparar dispositivos adecuados para médicos y enfermeras, máscaras de filtro respiratorio para uso sanitario tipo FFP2, gafas, máscaras y viseras protectoras, guantes y batas desechables". (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media