Negociaciones sobre el clima a contrarreloj para frenar el calentamiento global

- 09 de diciembre de 2014 - 13:14
El presidente de Bolivia, Evo Morales, exhortó a "realizar un acuerdo de cambio climático basado en la protección de la vida y de la madre tierra y no en el mercado". Foto: AFP

Las negociaciones de la conferencia de la ONU sobre el clima entraron este martes en su etapa decisiva para lograr un consenso sobre medidas para limitar a dos grados centígrados el calentamiento del planeta hasta 2100, con un llamado de urgencia del secretario general, Ban Ki-moon.

"Todavía hay una oportunidad de mantener en menos de 2ºC el aumento de la temperatura, pero la ventana de oportunidades puede cerrarse pronto", dijo Ban, quien impulsa las negociaciones de la conferencia COP20, que concluirá el próximo viernes en Lima.

"Traigo un mensaje de esperanza, pero también de urgencia. Tenemos que actuar ahora", insistió Ban ante la sesión plenaria.

La COP20 debe consensuar las acciones que se plantearán dentro de un año en la conferencia de París, para allí alcanzar un acuerdo multilateral que enfrente el cambio climático.

De no tomarse medidas, el actual nivel de emisiones de gases conduciría a un aumento de las temperaturas entre 4°C y 5°C para 2100, una perspectiva que amenaza la seguridad alimentaria y el acceso al agua potable, alentando eventos climáticos extremos.

La temperatura promedio del planeta ya subió 0,8ºC en relación a la era preindustrial.

Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la convención de cambio climático de la ONU, también exhortó a los ministros a acelerar los acuerdos a la vez que pidió preservar la equidad.

"La historia nos juzgará no solo por la cantidad de toneladas de gases de efecto invernadero cuyas emisiones podamos reducir, sino también por nuestra capacidad para proteger a los más vulnerables, para aliviar la pobreza y para crear un futuro de prosperidad para todos", dijo en su intervención.

En tanto, el presidente de Bolivia, Evo Morales, exhortó a "realizar un acuerdo de cambio climático basado en la protección de la vida y de la madre tierra y no en el mercado, la ganancia y el capitalismo".

Pese a que hasta ahora no ha habido un bloqueo en el debate, que comenzó el pasado 1 de diciembre, los países se muestran divididos sobre algunos de los temas fundamentales, entre ellos los fondos para adaptación y mitigación que deben ofrecer antes de junio próximo.

Otro punto difícil es la forma en que se medirá el cumplimiento de cada país en cuanto a la reducción en las emisiones de los gases de efecto invernadero.

Desde el lunes los negociadores cuentan con un borrador de documento en el cual se recogen las diversas posiciones expresadas hasta ahora por los países y que tendrán que armonizarse para el cierre de la conferencia.

- Reparto de culpas -

Otro tema difícil es la diferenciación de responsabilidades en el calentamiento global entre los países.

Aunque las naciones industrializadas reconocen su responsabilidad en el aumento de las temperaturas del planeta, en la actualidad algunos de los países emergentes figuran entre los principales emisores de gases de efecto invernadero, como China, en el primer lugar, o India, en el cuarto.

"En este asunto, el mundo de 2015 o de 2020 no es el de 1992", destacó el lunes Miguel Arias Cañete, en referencia a la convención de la ONU sobre el clima que diferenció responsabilidades entre dos categorías de países: los desarrollados y aquéllos en vías de desarrollo.

Este martes, los ministros deberán encarar también el tema del financiamiento para la adaptación, establecido en 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020.

                 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: