Contacto con paciente covid-19 es una razón para optar por el testeo

- 08 de julio de 2020 - 00:00
En tres centros comerciales se efectuará la toma de muestras en el auto, previo al agendamiento de la cita a través de personal de los laboratorios Simed y Synlab.
Miguel Jiménez / ET

La PCR es la única que entrega un diagnóstico de la infección. Su resultado se conoce en 48 horas. El test rápido solo permite identificar si la persona tuvo el virus de forma reciente o lo adquirió un tiempo atrás.

Dos son las situaciones prioritarias en las que una persona debe practicarse una prueba covid-19 de forma particular.

La primera, cuando tiene tos, fiebre o dificultad respiratoria, y en ese caso es necesario contactarse con el médico familiar para que prescriba el test. La segunda justificación se da cuando el paciente ha estado en contacto cercano con alguien que dio positivo como el caso de un familiar. Así lo indica Claire Muslin, docente e investigadora en virología de la Universidad de Las Américas (UDLA).

“Sobre todo si ese contacto fue sin la protección respiratoria o sin el distanciamiento adecuado”, dijo.

En ambas situaciones considera que es el médico quien debe evaluar la pertinencia o no del examen.

Precisó que la prueba PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) es la única que evalúa la presencia de SARS-CoV-2, es decir sirve para diagnosticar la enfermedad por su sensibilidad.

Esta técnica detecta el fragmento del material genético propio del virus, por tanto su presencia en el organismo y para ello se toma una muestra nasofaríngeo.

“La PCR solo empieza a detectar el virus cuando llega a un cierta cantidad en las vías respiratorias. Por eso se estima que hay entre dos y tres días donde no se va a descubrir el virus con esta técnica y puede que salga negativo”, aclaró.

Los test rápidos en cambio analizan pequeñas gotas de sangre que se extraen de la yema del dedo; son menos específicos y permiten conocer si el paciente está pasando la enfermedad (IgM positiva), no la está (IgM e IgG negativas) o ya la ha pasado (IgG positiva).

“El problema de estas pruebas es que son muy variables y aquí hay muchas que son de baja calidad y muy poco sensibles por lo que hay gran cantidad de falsos negativos”, añadió.

La médica familiar Betty Jácome apuntó que si una pareja vive junta y ambos tuvieron contacto con algún contagiado, los dos deben realizarse la prueba.

“Si uno sale positivo, la probabilidad de que el otro la tenga es sumamente alta e independientemente de si se hace o no la prueba ambos deberían comportarse como infectados con un aislamiento domiciliario sin salir por lo menos unas dos semanas”, indicó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP