49 conferencistas de 18 países debatieron sobre la igualdad de género

Cinco mujeres luchan por la equidad en la U

- 28 de octubre de 2015 - 00:00
(Der. a Izq.) Silvia Álvarez, Sonia Mora, Vianne Timmons, Amada Melo, Marcela Paredes y Altagracia López. Foto: Cortesía Yachay

49 conferencistas de 18 países debatieron sobre la igualdad de género

Marcela Paredes, ministra de Educación de Panamá; Ligia Amada Melo, ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de la República Dominicana; Sonia Marta Mora, ministra de Educación de Costa Rica; Vianne Timmons, rectora de University of Regina de Canadá, y Silvia Álvarez Bruneliere, exrectora de la Universidad de Guanajuato, recibieron -por primera vez- el Premio Emulies 2015.

El reconocimiento se dio por  su  contribución al logro de mejorar las condiciones de igualdad de género en la educación superior. La ceremonia se realizó como parte del IV Encuentro de mujeres líderes de las instituciones de educación superior de las Américas, Emulies, en Quito.

Además, se valoró la trayectoria y las aportaciones en cuanto a la gestión administrativa y académica que han contribuido al mejoramiento de las instituciones y de los sistemas educativos.

Las ganadoras participaron en los conversatorios en los que el eje principal fue la igualdad y el liderazgo en la innovación en las instituciones de educación superior.

En Ecuador, el 60% de la población estudiantil universitaria del país es femenina, pero solo el 33% desempeña cargos directivos en este nivel y apenas el 18% es parte de los rectorados.

De acuerdo a datos del sistema superior, en 2014 se redujo en 9 puntos la brecha de paridad en cuanto a mujeres que ocupan cargos directivos en las universidades.

DATOS

Emulies es una plataforma para el intercambio académico y la cooperación de mujeres líderes de Instituciones de Educación Superior (IES) de las Américas.

El propósito es fortalecer su liderazgo y su participación en la toma de decisiones en el campo de la educación de tercer nivel. Además de reflexionar sobre los avances y retos de la equidad de género.

Esta iniciativa se centra en cuatro ejes de trabajo: la investigación aplicada, el desarrollo de capacidades y habilidades, difusión y comunicación y la cooperación y los mecanismos de intercambio.

La cita fue parte del Congreso de las Américas en Educación Internacional (CAEI) que se desarrolló en Quito.
Datos como estos y sus ejemplos en otros países de América Latina sirvieron de base para el debate de 49 conferencistas vinculadas a 42 centros de educación de tercer nivel de 18 países de la región.

Patricia Gudiño, secretaria general de  la Organización Universitaria Interamericana (OUI), señaló que “Para movilizar Emulies en Ecuador se hizo una reunión previa en América Central, el Caribe y los países Andinos”.

Por su parte la ministra Ligia Amada Melo indicó que Emulies es el resultado de los esfuerzos de un colectivo interamericano de mujeres líderes de la educación superior, en el cual confluye tanto la “generación pionera” de altas líderes universitarias como la “generación del relevo” de nuevas líderes universitarias en cargos de gestión en las Instituciones de Educación Superior (IES).

“Este espacio es una oportunidad para el desarrollo y acompañamiento en la implementación de proyectos de transformación institucional que incorporen la perspectiva de género en el quehacer de las universidades, fomenten el acceso de la mujer a los cargos directivos en las IES y mejoren la gestión universitaria y el compromiso social de las universidades.”, dijo la mujer que también se desempeña como Secretaria de Estado de Educación, Bellas Artes y Cultos de su país.

Otra de las académicas galardonadas fue Silvia Álvarez Bruneliere, exrectora de la Universidad de Guanajuato (UG). La profesora e investigadora fue premiada por sus logros en materia de gestión, docencia e investigación.

Durante su permanencia en Quito, Altagracia López, coordinadora general de Emulies, comentó que la cuarta edición del Encuentro representa una valiosa ocasión para estrechar lazos de cooperación académica con instituciones hermanas y participar activamente en los proyectos a futuro. La meta es conseguir la igualdad en la academia.

López aprovechó para hacer un llamado a todos los gobiernos, para que trabajen a favor de la igualdad de género y condiciones en todos los espacios, incluidos los de poder. “La mujer aún no consigue la igualdad o los privilegios que desde tiempos memorables ha tenido el hombre. Nosotras somos capaces de dirigir una Cartera de Estado, un hospital o un país”, dijo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: