Dos zonas registran la mayor oferta educativa

- 08 de septiembre de 2019 - 00:00
La Unidad Educativa Manuela Cañizares se ubica en la parroquia Mariscal Sucre, una de las dos zonas con mayor oferta educativa.
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Con el inicio de clases en la región Sierra y Amazonía, muchos padres de familia se cuestionan  acerca de los centros educativos ideales para la formación de sus hijos. Vivir cerca de la escuela o colegio puede traer muchos beneficios.

Properati, el portal regional de bienes raíces de Latinoamérica, realizó un estudio en el que se identificaron las zonas de Quito con mayor oferta educativa.

El informe, que consideró la cantidad de instituciones educativas cerca de un hogar, el precio de la pensión y el nivel académico, reveló que el valle de Tumbaco y la zona de la Mariscal Sucre (norte de la urbe) presentan la mayor oferta educativa por habitante.

Estas parroquias poseen dos centros escolares por cada 1.000 personas. Ambos sectores tienen 14 planteles educativos particulares por uno público.

A escala local, según Properati, en la capital funcionan 1.67 planteles privados por cada uno público. Para quienes prefieren pagar una pensión por la educación de sus hijos, sus opciones se extienden por 45 parroquias de la ciudad.

En cambio, quienes prefieren el sistema de educación público, las parroquias que tienen más planteles fiscales o municipales que privados son las áreas rurales alejadas del centro de la capital. Calacalí, en el noroccidente registra ocho instituciones públicas por cada privada; Checa seis y Llano Chico, cinco.

Un caso particular son las parroquias de La Libertad y Chilibulo, ubicadas en el casco colonial de Quito. En la primera (con más de 25.000 habitantes) por cada escuela o colegio particular existen tres públicos, y en Chilibulo (con más de 48.000 habitantes) la relación es de 1,5 centros educativos públicos por cada privado.

Aunque hay menor número de escuelas y colegios fiscales que particulares, existe al menos una escuela pública en todas las 66 parroquias que conforman el Distrito Metropolitano de Quito (DMQ).

En cuanto al nivel académico, Properati buscó una relación entre ese indicador y el precio de las propiedades en la zona preguntándose: ¿Las parroquias con residencias más costosas cuentan con colegios de un nivel académico superior?

De acuerdo con los datos disponibles del Ministerio de Educación (MinEduc) y data de Properati, no hay una correlación fuerte entre precio por metro cuadrado y las notas de evaluaciones Ser Bachiller (exámenes generales que permiten graduarse de la secundaria e ingresar a la universidad pública).

La principal diferencia entre instituciones privadas y públicas al considerar el nivel académico es la nota de evaluación promedio. Los colegios privados tienen una calificación más alta que las públicas.

Finalmente, los colegios de sostenimiento público presentan una tendencia similar a la de los particulares, pero el puntaje promedio es más bajo.

Existen dos parroquias que resaltan por su alto nivel en la evaluación de matemáticas considerada para este análisis: Mariscal Sucre y Pomasqui. En ambos sectores, de clase media alta y media, respectivamente, existen centros educativos con los puntajes más altos de la capital. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo