Casa abandonada dejó de ser un foco delictivo y se volvió centro comunal

- 10 de julio de 2020 - 00:00
Los niños plasmaron las huellas de sus manos en uno de los muros de la casa, en el suburbio de Guayaquil. Es “El muro de los deseos”.
William Orellana / ET

Washington León lleva más de cuatro décadas viviendo en el sector de la 34 y Colombia, suburbio de Guayaquil. 

Por años observó cómo una vivienda de dos pisos ubicada en la intersección de las mencionadas calles, se convertía en un foco de inseguridad, refugio de drogadictos y escondite de delincuentes, tras ser abandonada tiempo atrás.

Por eso dijo estar feliz de que ahora el panorama es diferente. Un trabajo mancomunado entre la Policía Nacional, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y la propia comunidad, permitió la recuperación de este inmueble para convertirlo en un centro comunal. 

La mañana de ayer el sitio fue inaugurado. Durante el acto, varios niños plasmaron con pintura amarilla, azul y roja las huellas de sus manos en una de las paredes externas de la casa. 

Esta, a partir de ese momento, fue bautizada como “El muro de los deseos”.

En la edificación funcionan las fundaciones Lenín Cali Nájera y Capullos Bulliciosos, esta última perteneciente a la Misión Ternura, del MIES. Aquí se brindará atención a niños con discapacidad.

El coronel de Policía Paúl Aguirre, comandante del Distrito Portete, resaltó la labor conjunta efectuada con la comunidad. “Esta construcción estaba totalmente en abandono. Conseguimos recuperar el territorio porque aquí era un fumadero, venían las personas a realizar actividades que atentan contra las normas de seguridad”.

Según el oficial, se tuvo un acercamiento hacia la comunidad, a los jóvenes y a la niñez, “para evitar que se dediquen al consumo de alcohol o de drogas. Es un tema que será replicado en otros sectores”.

Eliana Cercado, educadora del MIES, explicó que ahí funcionarán unidades del CNH (Creciendo con Nuevos Hijos), una modalidad de trabajo implementada por el MIES con el objetivo de alcanzar el desarrollo infantil integral.

Se trabajó con diferentes instituciones en la recuperación del espacio. “Queremos que este sector tenga un buen vivir. Para eso estamos trabajando, principalmente por los niños”.

Según la funcionaria, desde mediados de 2019 se venía avanzando en la recuperación de la construcción. “El proceso requirió una intervención íntegra, junto con los líderes comunitarios”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP