Especial coronavirus

La mayoría de cantones seguirá en aislamiento

- 30 de abril de 2020 - 00:00
La mayoría de ciudades reunirá a sus comités de operaciones de emergencia locales este fin de semana para definir si mantienen el semáforo de riesgo ante el virus en rojo o lo cambian a amarillo.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Los alcaldes de las principales ciudades del país creen que no existen las condiciones para que la población deje el aislamiento y comience el distanciamiento social.

El aumento de casos positivos de covid-19 y la poca colaboración de la ciudadanía para acatar las normas de aislamiento, son dos de las razones fundamentales para que una gran mayoría de ciudades del país permanezca con el semáforo en rojo a partir del 4 de mayo de 2020.

Así lo anticiparon los alcaldes de las principales ciudades, quienes mantuvieron una reunión este miércoles 29 de abril con funcionarios del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional para conocer los detalles de los informes técnicos provinciales y cantonales que estarán a su disposición para que tomen la mejor decisión sobre el paso del aislamiento al distanciamiento social.

Según la ministra de Gobierno, María Paula Romo, estas indicaciones permitirán a los alcaldes decidir sobre el paso de colores en el semáforo que se aplica. La funcionaria además precisó que no se están trasladando nuevas competencias a los municipios y que temas como salud y seguridad, entre otras, seguirán a cargo del Gobierno Nacional.

Hay un clamor de todos los burgomaestres para que el Gobierno Nacional les entregue las asignaciones económicas correspondientes para poder enfrentar la pandemia en sus respectivas ciudades.

Raúl Delgado, alcalde de Paute y presidente de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), afirma que la responsabilidad que tomarán desde hoy los municipios no es nueva para ellos porque ya lo hicieron desde el primer día de la emergencia. Sin embargo, recalca que la decisión de cambiar de un color a otro no dependerá exclusivamente de cada cantón porque, dijo, hay muchos que están interconectados y deben dialogar con los otros burgomaestres para definir una actuación unificada en beneficio de la salud de la población.

Citó como ejemplo el mercado El Arenal de Cuenca, uno de los más grandes de esa urbe (que reúne productos de los cantones vecinos) y que registró 37 casos de covid-19 en la aplicación de pruebas. “En el caso del Azuay somos 14 cantones que dependemos de Cuenca, donde está el único hospital regional que trata pacientes de esta enfermedad y mantenemos una estrecha relación comercial”.

Delgado recordó que aunque los alcaldes son quienes presiden el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, la decisión no será exclusiva de ellos sino del conjunto de autoridades que forman parte del COE, donde existen representantes del Ministerio de Salud, Educación, Defensa, entre otros.

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, defendió su decisión porque según él, no existe una información fidedigna y oportuna de lo que realmente ocurre en la capital azuaya, que, según contó, en ningún día -hasta hoy- ha registrado saturación de la capacidad hospitalaria. “Eso significa que las medidas fueron buenas y a tiempo. Tenemos capacidad en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), camas en el hospital y respiradores. Somos la séptima ciudad en número de contagios aunque seamos la tercera en densidad poblacional”.

Sin embargo, dijo que aún falta la responsabilidad ciudadana y la implementación de los diferentes protocolos en los sectores productivos, por lo que no se encuentran listos para pasar a una segunda fase.

En la provincia de Manabí la realidad no es distinta. Por eso en conjunto los 22 cantones decidieron mantenerse con el semáforo en rojo. Esto pese a que hay cantones que apenas registran entre dos o tres contagiados como es el caso de Puerto López, cuyo alcalde Javier Pincay, afirma que las cifras no son reales. Solo el último lunes registraron 40 fallecidos. En esta ciudad no existe un hospital, el más cercano está a una hora de camino en Jipijapa y ya está colapsado.

Robert Castro, primera autoridad de Jama, reconoce que su cantón no presenta aún contagiados, mas sabe que el sistema sanitario con el que cuentan no está preparado para un brote de la pandemia. “Si bien necesitamos reactivarnos económicamente, la realidad es que nuestro sistema sanitario presenta varias falencias”.

El alcalde de Loja, Jorge Bailón, mencionó que los burgomaestres de las provincias de la zona 7, que corresponden a El Oro, Loja y Zamora, acordaron continuar con el semáforo en rojo porque las cifras de los contagiados no se han manejado responsablemente. “Hay una gran diferencia entre los datos que maneja el COE nacional y el cantonal, que es básico para tomar decisiones acertadas”. (I)

Medios Públicos EP