20 centímetros de cabello ayudan a enfrentar el cáncer

04 de febrero de 2014 - 00:00

Una de las escenas más dolorosas para los pacientes con cáncer es perder el cabello a causa de las sesiones de quimioterapia. También lo es para los familiares de estas personas. Así lo cree Javier Sandoval, quien perdió a su abuela en 2009, y en homenaje a ella decidió abrir una organización que recepte donaciones de cabello y entregue pelucas gratuitas.

Con esta premisa nace Fundación Dibuja una Sonrisa, que desde 2010 hasta la fecha ha entregado 400 pelucas gratuitas en el país usando 1.500 donaciones de cabello. Una peluca en el mercado cuesta entre 200 y 3.000 dólares, dependiendo del estilo, el color y la elaboración.

Según Javier Sandoval, director de la organización, todavía cuentan con 1.800 donaciones en el Banco Nacional de Cabello de la Fundación, para elaborar alrededor de 500 pelucas más en los próximos meses.

“Es una sensación bonita cuando una persona se coloca una peluca y nace una sonrisa. El adulto mayor parece un niño porque se emociona, se peina, se acaricia. Es un aporte psicoemocional”, cuenta.

Ana María Rivera donó 30 centímetros de su cabello el año pasado. “Siempre se puede aportar con algo para el bienestar de los niños. Me sentí muy bien de hacerlo, ya que ellos, a más de enfrentar esta enfermedad, deben adaptarse a los cambios físicos que esto conlleva; no creo que sea fácil”, explica.

Mientras que para María Luisa Carrión, la donación de cabello le permitió comprender la lucha de quienes padecen cáncer. “La experiencia de desprenderte de algo como el pelo, que normalmente alimenta el ego, es una forma de valorar la vida y entender su fragilidad. Saber que es para los niños también motiva, considerando su estado de vulnerabilidad”, dice.

Manos a la obra

Quienes deseen donar su cabello (mínimo 20 centímetros) deben llenar un formulario en el sitio www.dibusonrisas.com, entregar un aporte mínimo de 10 dólares y acudir a las peluquerías habilitadas para recibir donaciones: en Quito, la peluquería Grupo Antonio Sepúlveda; y en Guayaquil, Jimmy Pareja y FK (Mall del Sol). Personas de provincias pueden enviar sus donaciones (en sobre cerrado) por correo.

Javier Sandoval explica que, al inicio, un grupo de artesanos confeccionaba pelucas y cobraba $ 80 por cada una. Estos valores eran costeados por la Fundación con las donaciones, pero la idea es reducir los costos a la mitad.

Como parte de un plan piloto, personal de la Fundación y voluntarios han empezado a elaborar pelucas. Previamente se dividen las donaciones de cabello por colores y formas, es decir que un beneficiario tendrá el cabello de varios donantes. “Una peluca requiere al menos 10 metros de cabello tejido en una malla hipoalergénica y con ventilación. En un mes podría elaborarse una decena”, dice Sandoval.

Las personas que requieran una peluca deberán llenar un formulario en línea, presentar un certificado médico y la copia de la cédula.

Datos

Más de 160 mil niños al año son diagnosticados con cáncer en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Los tipos de cáncer de pulmón, estómago, hígado, colon, mama y en la sangre son comunes en la población, dice la OMS.

En 2011, según datos oficiales del INEC, 419 mujeres murieron en Ecuador a causa del cáncer de mama, mientras que 713, casi el doble, por cáncer de estómago.

Quito es la ciudad con mayor incidencia de cáncer de mama en Ecuador.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: