Entrevista

Byron Núñez: “Esta pandemia se terminará cuando se dé la famosa inmunidad de rebaño”

El SARS-CoV-1 descubierto en la década del 2000 en Hong Kong era más letal que el SARS-CoV-2.
14 de enero de 2021 08:00

Desde que apareció el virus SARS-Cov-2, en China, y ahora con la nueva variante de covid-19 en Reino Unido, el mundo de la medicina, sobre todo investigadores, estudian, monitorean y realizan la secuenciación genómica de este virus.

El coronavirus es una membrana oleosa repleta de instrucciones genéticas para hacer millones de copias de sí misma. Las instrucciones están codificadas en 30.000 “letras” de ARN — a, c, g y u — que la célula infectada lee y traduce a muchos tipos de proteínas virales, según describe The New York Times.

Para aclarar cómo es el proceso de mutación del virus, diario El Telégrafo entrevistó al infectólogo Byron Núñez Freile, docente de la Universidad Central del Ecuador.

¿Cuál es el término correcto que se debe usar: mutación, variante o cepa?

La palabra correcta es variante genética, que significa que se han dado mutaciones. La palabra cepa no, porque es un término utilizado más en bacteriología, en microbiología. Lo que tenemos son variantes genéticas secundarias a mutaciones de un segmento del virus que se llama la proteína S (spike) o espina.

¿Cómo es este proceso, el virus muta cada cuántas personas o de qué depende que lo haga?

La capacidad de mutación del virus es inherente a las familias propias del o los virus. El virus del VIH tiene una mutación, cada vez que se reproduce se cambia. Las mutaciones son procesos de azar, cuando un virus se reproduce envía su código genético completo y algo lo transcribe, lo transforma y lo vuelve nuevo virus. Ese algo en el virus, por ejemplo del VIH, es el ADN propio del cuerpo humano.

En tanto que en estos virus (SARS-CoV-2) son las proteínas, los ribosomas de las células humanas. Este virus ARN no se integra en el cuerpo humano simplemente se reproduce y salen nuevos virus; en ese proceso de formación de nuevos virus se pueden dar errores, que son las llamadas mutaciones.

Los errores no son sino posibilidades de que los nucleótidos, que son las estructuras del virus, su código genético, no se reproduzcan de manera perfecta. Las mutaciones son procesos que pueden darse a cada momento.

¿Cuál es la parte más importante ahora del coronavirus? Es la famosa proteína S, porque a través de esta el virus penetra a las células del huésped, al humano. Esa proteína le sirve para adherirse a la célula humana, se abre y se mete el RNA del virus.

De esa proteína es que se ha hecho la vacuna. Se coge un segmento de todo el RNA del virus, se le ha sacado la parte que corresponde a la proteína S y esa parte se la ha replicado artificialmente en los laboratorios y se la ha metido en un líquido que se llama nanopartículas lipídicas y esto es lo que nos dan en la vacuna.

La realidad es que el segmento de RNA del virus para hacer la vacuna no ha cambiado, por lo tanto, las vacunas van a generar anticuerpos específicos. ¿Y contra qué están generando los anticuerpos? Contra la proteína S, la famosa espícula o espina, por eso nos interesa qué configuración genética tiene la espina. Desde enero de 2019 en que se descubrió el virus, ya se le hizo la secuenciación genómica, es decir se tiene todo el código genético del virus. Desde ese momento los laboratorios del mundo están viendo si es el mismo y ya se descubrió, hace más de un año, que hay variantes.

¿Qué significa? Variantes en donde se han dado pequeñas mutaciones y que no son solamente de la espícula sino de otras estructuras del virus. Tal es el caso, que han descubierto una variante del virus en relación al sitio objetivo en donde actúa el famoso antiviral Remdesivir, es lo sorprendente. Todas las mutaciones son naturales, nada es artificial. De manera natural los virus varían de cara a la supervivencia. En un humano se dan o no unas mutaciones que no se dan en otros. 

¿Cuáles viven? Los virus que han generado mutaciones y que pueden sobrevivir en la naturaleza, eso se llama presión selectiva que es un fenómeno natural de la evolución de la vida de las especies, es un proceso Darwiniano. Los que mutan en N aspectos y esa mutación les permite vivir, son los que quedarán.

¿Qué sucede? Si estos virus ya han mutado para un segmento de un antiviral, en principio quedarían los virus nuevos, mutantes, a los que el antiviral no les hace nada, entonces es un fenómeno natural. ¿Todo eso a qué lleva, por qué se da? Porque la interacción de este virus con los humanos es nueva, porque este virus no estuvo con los humanos nunca, recién se da hace más de un año, y es un proceso de adaptación del virus hacia nosotros.

Así como hay virus de la influenza que se han adaptado y se han quedado solos en el mundo humano, hay virus de la influenza que se han adaptado y se han quedado en el mundo de los cerdos, en las aves, entonces este virus se está adaptándose a nosotros.

El virus también busca sobrevivir y al querer hacerlo, puede generarse mutaciones con la intención de tener la configuración ideal para poder vivir en la especie humana. Uno de los temas que más cuesta entender es la evolución de este virus, cómo así saltó del murciélago al hombre, hay hipótesis que indican que en algún laboratorio donde lo tenían -y eso no es una apreciación mía está en las mejores revistas del mundo- alguien estuvo manipulando el virus de buena o mala intención y saltó a los humanos y se transmitió en el mercado (Wuhan), pero no es que porque la gente comía los murciélagos se transmitió al humano, eso es un chiste.

¿En todo caso, el paso fue del del murciélago al humano?

Cuál es el asunto, el paso debería darse del murciélago a un animal especial, a un huésped intermediario, ese animal intermediario no existe todavía, no lo han encontrado, estamos hablando de un año. Se creía que eran unos pangolines, pero no. Se dice que el virus estaba en algún sitio y algo sucedió, eso es lo más creíble. Ese salto del animal al hombre no debió ser así, le hablo de la sopa, debió haber sido del murciélago a un animal intermediario y de un animal a un humano, pero ese animal no existe.

¿Cuál es la conclusión? De estos virus tenían una investigación los chinos en este mismo laboratorio de Wuhan, parece que allí hubo una cosa particular, son las conclusiones, porque las cosas son simples. Hay un método moderno de manipulación de los genes, mediante este ya los humanos podemos mover los genes de las bacterias, de los virus y de los humanos, de todos, y al mover los genes moviendo los nucleótidos podemos generar protecciones o debilidades.

Comparto la tesis de que hubo algo en ese laboratorio por eso no hay el intermediario, se les fue de las manos y empezaron a tener las neumonías, pero lo que llama la atención es cuáles son los genes que determinan la virulencia.

¿Y qué otras proteínas tienen los virus dentro? Tienen una serie importante de proteínas y dentro de ellas hay una serie de proteínas que son dañinas al cuerpo humano. Cuando uno tiene mutaciones en un virus puede tener cambios en exceso o en déficit o no hay cambios en las características del virus. Un cambio del que se está hablando, el del virus en Londres, este cambio de esta nueva proteína -que no es tan nueva porque hay otra que se descubrió por mayo de 2020-, estos cambios han determinado que el virus se vuelva más transmisible, es decir que aumenten la capacidad de trasmitirse, porque la conformación proteica permite que el virus entre rápidamente.

Se ha visto también una capacidad de un virus que en vez de favorecer la transmisión, la disminuye. También se ha descubierto una mutación de la proteína S que se usa en el diagnóstico de PCR y ciertos laboratorios no hallaban fácilmente a los virus, es decir, el virus por esa mutación no era encontrado en los exámenes de laboratorio y al no encontrarse, la máquina arrojaba como que no está enferma la persona.

Todas estas mutaciones pueden aumentar, disminuir o no hacer cualquier cosa en relación a múltiples factores, el más importante que es la virulencia, transmisibilidad o contagiosidad que es el asunto con el virus británico.

¿Qué se ha demostrado con el virus de Londres? Que la mutación del virus está solamente determinada en transmisibilidad o contagiosidad. El reporte del Ministerio de Salud británico demuestra que no es dañino, no es más virulento, no produce más muertes ni neumonías más graves. Muchos de nosotros quisiéramos que el virus de manera espontánea altere su proteína y en vez de hacerse más transmisible se haga menos transmisible.

¿Las vacunas que se están distribuyendo y las que va a recibir Ecuador son efectivas para las nuevas variantes?

Sí. La configuración de la mutación no afecta la respuesta vacunal, está demostrado. Ya se ha visto la conformación del virus, el RNA para sacar la vacuna es de diseño bioinformático y han comparado los modos de la configuración y la vacuna, la respuesta de anticuerpos no se ve afectada.

¿El Ministro de Salud dijo hace algunos días que en Ecuador circulan 25 variantes?

Las universidades Espíritu Santo y la San Francisco están secuenciando al virus, están recibiendo muestras. Ellos secuencian un puñado de virus que les llega de acuerdo a sus recursos, y han visto variantes nada más, pero variantes sin importancia o impacto, no digo que no hayan mutado; ellos han descubierto mutaciones, pero que no tienen impacto.

El código genético del virus está en todo el mundo circulando, el virus salvaje que se llama, el primero que vino y del virus que va mutando poco a poco. ¿Qué hacen los super computadores? Ponen el código genético de los que están llegando y el código de los que van hallando, el de Londres, de EE.UU., quién es esa persona (que lo tenía), es un ecuatoriano que estuvo en Nueva York y volvió enfermo, todo esto se llama análisis filogenético y es la maravilla de la ciencia moderna, que a través de estos mecanismos de análisis filogenético, podemos ver hasta por dónde vinieron los virus, es una maravilla de la ciencia.

Por supuesto, las dos universidades no tienen institutos que hagan este análisis a miles de pruebas diarias, solo lo hacen por investigación, pero eso demuestra la importante variabilidad del virus. Y esta variabilidad, estas variantes genéticas por mutación espontánea no significa que son otras especies de virus.

Las especies de virus son otras, por ejemplo, en el famoso SARS-CoV-1, el virus de Hong Kong de hace 18 años, esa es una especie diferente al SARS-CoV-2 que tenemos ahora. Pero en los de ahora, todas esas variantes son del mismo virus, con cierta variabilidad que en un aspecto puede ser más benigno, o más maligno.

¿El hecho de que lleven un nombre parecido: SARS- Cov-1 y SARS-CoV-2, quiere decir que son de la misma familia?

Son de la misma familia, pero son especies diferentes.

¿Qué letalidad tenía el SARS-CoV-1?

Tenía una mortalidad del 20% al 30%.

¿Entonces fue peor que el que tenemos ahora?

Peor.

¿Y aún siendo peor no se hizo pandemia?

No, porque lo logran frenar en Hong Kong, hace 18 años. Los americanos y los chinos, británicos y demás hicieron estudios maravillosos de cómo el virus se va transmitiendo en las habitaciones de un hotel, el famoso SARS-CoV-1 que es el SARS, porque no había el CoV-1, pero es el mismo, porque ahora ya hay el CoV-2, pero son de los mismos grupos, se llaman Betacoronavirus.

¿Si en ese entonces lo pudieron controlar y era más letal, cómo es que ahora se hace pandemia?

Una cosa es algo espontáneo, natural, y otra es algo no natural, no espontáneo. Creo que el virus pudo ser manipulado en los laboratorios de Wuhan, porque no existe huésped intermediario. Este virus, por la información que tuve hace un año, tuvo mucha reserva de parte del Gobierno chino, que creyó que lo iba a controlar, porque ellos cada vez y cuando controlan brotes de influenza aviar, pero no fueron capaces de controlarlo porque ni se dieron cuenta. Esta famosa historia del mercado de mariscos de Wuhan, es real, pero es una parte de la historia.

Cuando ellos estuvieron viendo qué pasaba en el mercado de mariscos, esta ciudad de Wuhan, de 11 millones de habitantes, ya tenía el virus en un montón de barrios.

¿Ya era comunitario el contagio?

Sí, súbitamente, entonces al darse cuenta de esto y se produce la transmisión en la ciudad, en los barrios, por eso toman una actitud militar para controlar el virus en la ciudad de Wuhan, de 11 millones de habitantes, eso significa cuatro veces Guayaquil.

¿Cómo se logra controlarlo en una ciudad que equivale a tres o cuatro veces a Guayaquil? Solo con carácter militar, el virus de Wuhan está controlado, es lo maravilloso, lo que pasa es que en el mundo no lo logran controlarlo por diferentes aspectos.

Creo que la pregunta que hay que hacer es por qué el mundo no controló la enfermedad como la controlaron los chinos. Y ahí vienen mis críticas a los famosos errores de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Primer error, no restringe los vuelos.

Otro aspecto que no hace la OMS es que no recomienda las mascarillas. Soy uno de los primeros médicos en el Ecuador que recomendó las mascarillas a pesar de estar en contra de la norma de la OMS, estoy hablando de enero y febrero de 2020; no la recomienda la OMS y mucho menos los europeos. Cuando los médicos chinos llegan a Europa por el mes de marzo, abril, se sorprendieron al ver que la gente no usaba mascarillas.

Otro aspecto es la transmisión por aerosoles, hace poco más de un mes recién la OMS admitió que el virus se transmite en aerosoles. ¿Qué son los aerosoles? Es la transmisión que se da en las habitaciones cuando están encerrados, donde no hace falta que la gente esté gritando, donde el distanciamiento social no sirve, porque el virus queda en el aire.

Otro aspecto que la OMS no recomendó fue el uso del Ibuprofeno, los famosos antiinflamatorios; lo otro es que la OMS nunca supervigiló a China, a pesar de que China recibe mucho dinero de la OMS, y a esta la financia los EE.UU.

¿Este estudio que está empezando en Ecuador, de fase 3, de una vacuna recombinante, es normal en todo ese proceso de investigación?

Nuestro país no pasa de un puñado de ensayos de esas características con un número de pacientes; Ecuador tiene fama de que no produce investigación que se llama farmacológica. Nuestro país no está entrenado para eso ni tiene la infraestructura tecnológica, logística, mucho menos humana. Un ensayo clínico de fase 3, primero implica una inversión monetaria muy grande; segundo, desarrollo tecnológico y tercero, vigilancia, que el país no tiene para esa magnitud.

En cuanto a lo que tiene que ver con la cadena de frío, ¿está preparado el país?

El laboratorio Pfizer ha desarrollado una logística adecuada para hacer que el almacenaje básico que es de 70 grados, pero la temperatura para administrar no es tan baja, no hay problema en eso.

En algún momento el Viceministro de Salud dijo que no se iba a inmunizar a personas menores de 18 años ni mayores de 55, porque todos los estudios clínicos que se han hecho son en personas sanas. Sin embargo, después el Ministro indicó que las personas que se van a vacunar, son las que están en la primera línea, pero también a los adultos mayores

Las normativas para la vacunación están establecidas en el mundo de acuerdo a las prioridades del Estado. El Estado ecuatoriano tiene 34 millones de vacunas, no tiene. Si no tiene, entonces qué tiene que hacer, comprar las que puede con la plata que tiene, por supuesto se van a establecer prioridades.

Cuáles son las prioridades paulatinamente, primero el personal médico, segundo las personas de la tercera edad, son las dos primeras prioridades. Muchos países dicen que no van a vacunar a todos, porque hay naciones en donde ya a la gente le pasó la enfermedad. Y lo otro, no hay vacuna en el mercado y alrededor de 60 laboratorios ya están promocionado sus vacunas y uno de ellos es el chino.

Pero la vacuna china no tiene el mismo concepto que la vacuna de Pfizer, es otra cosa.

¿Tiene otros componentes?

No, es otro mecanismo de consecución de la vacuna, es el mecanismo gráfico, eso supongo, porque son vacunas clásicas, la de Pfizer es de ingeniería genética.

¿Y las clásicas cuáles son?

Las que se les pone a los niños, son vacunas de virus muertos, atenuados, inactivados o de fragmentos virales, que no tienen nada que ver con el RNA. Por supuesto, estas vacunas clásicas serán más baratas. De las nuevas vacunas ya veremos el impacto, los efectos adversos; en las vacunas clásicas tenemos ya 100 años de experiencia.

Me inyectan para que no me dé gripe y me da gripe, ¿esas son las clásicas?

Ese es un concepto que se debe tomar con pinzas. La palabra gripe, efectos adversos, son mal usadas por el vulgo, hasta por médicos, en consecuencia, toda vacuna tiene su efecto adverso que se llama reactogénico, son inmediatos. Estos efectos adversos inmediatos simulan un cuadro, pero no de la enfermedad. La enfermedad es una cosa, otra es la reacción del cuerpo humano.

Todas estas vacunas no producen la enfermedad, protegen, pero parte de los efectos adversos es dar cuadros clínicos parecidos. Cualquier síntoma simple se llama a la persona a que tome Paracetamol. En los hospitales, si la vacuna molesta por varias horas, a los médicos no deben vacunarlos en horas de la mañana, porque todo el día van a estar con síntomas molestos; hay que inmunizarlos a las 15:00, cuando se van a sus casas y darles Paracetamol, y si los síntomas persisten, reposo de 24 horas.

Estos aspectos logísticos son inherentes a la vacuna, pero no debe tomárselo de manera muy importante porque la gente tiene que vacunarse.

¿Qué pasa con las personas que son alérgicas?

Estas vacunas tienen sustancias que se llaman adyuvantes, que pueden provocar alergias, una de ellas es el Propilenglicol, que es una sustancia que tiene la vacuna de Pfizer y algunas personas tienen alergia al Propilenglicol. Entonces, ¿qué se recomienda? Que cuando se vacune, la persona se quede sentada en el sitio donde están vacunando por unos 15 minutos. Toda la gente sin esos cuadros debe hacerlo.

Pero si se tiene alguna alergia, no son 15 minutos, sino media hora, son modos de favorecer la seguridad de la vacunación.

¿En todo caso igual se tienen que vacunar?

Todos.

Las personas que tienen comorbilidades, presión alta, diabetes, cáncer, ¿se deben vacunar?

Todos. Lo que pasa es que todas las enfermedades que tienen comorbilidades son crónicas. Hay un grupo de enfermedades que son las que inmunodeprimen.

A modo general, en las personas con enfermedades que inmunodeprimen no se recomiendan las vacunas (clásicas), porque el organismo no responde de manera adecuada. Las vacunas de los virus atenuados, inactivados o fragmentos no se recomiendan en ellos, porque no vaya a ser que en este proceso de atenuación o de virus muerto, se les vaya un virus vivo y tengan un problema secundario.

Eso pasa por ejemplo con la vacuna de la fiebre amarilla que es una vacuna de virus atenuados que si se la pone a una persona que tiene cáncer, que tiene enfermedades autoinmunes, existe el peligro de que le pase la enfermedad, esas son particularidades de cada vacuna.

¿Los que tienen VIH deben vacunarse?

Sí, pero siempre y cuando los linfocitos CD4 sean mayores a 200, eso es una norma que tenemos con los pacientes VIH. Hicimos una investigación para la eficacia de la vacuna del VIH, con la hepatitis B en el VIH, demostramos que dándole el doble de la dosis, los pacientes responden 50% de mejor manera.

Con el paso de los días, ¿vamos a seguir teniendo variantes porque es parte de la supervivencia del virus?

El modo de cómo penetra la vacuna en el brazo, en el músculo deltoide, es para generar anticuerpos en la sangre de los vacunados y cuando se genera anticuerpos en la sangre, qué significa, que ese vacunado se infecte de manera natural en algún momento, que ese virus se va a replicar en la nariz y en las vías respiratorias. Le va a favorecer porque no le va dar la enfermedad grave ni mortal.

Pero el virus se va a reproducir en las vías respiratorias del vacunado, por lo tanto, la vacunación no va a impedir la transmisión.

¿Quiere decir que la persona que se vacuna se puede infectar comunitariamente?

Correcto, la persona vacunada se va a infectar, se va a replicar el virus solo localmente, pero no le va dar enfermedad grave. Pero todo vacunado debe seguir usando mascarilla.

Cuando digo que se replica el virus, es que a la persona vacunada le da la infección de manera natural, porque en algún momento se expuso y allí se replica en el periodo de incubación normal que es de 2 a 5 días. A ese vacunado le va a dar cuatro estornudos, por ejemplo, pero no le va a dar neumonía.

Estas personas son capaces de transmitir el virus cuando ellos se infecten. Este es un concepto importante, no es lo mismo infección que enfermedad. Infección significa que el virus viene donde mí, que el virus se replica en las vías respiratorias y estos son los famosos asintomáticos.

Cuando da la enfermedad es cuando el virus que estaba en las vías respiratorias penetró en la sangre, ahí empieza a dar fiebre y ¿cuándo se agrava? Cuando da neumonía, eso es enfermedad. Hay gente que pudo estar infectada, pero no enferma, estos son los asintomáticos.

¿Es decir que una persona que se vacuna no está libre infectarse?

Se va a infectar y al infectarse va a transmitir el virus como cualquier persona. Por eso hay que seguir fortaleciendo la vacunación y seguir posicionando las medidas de prevención. La vacunación no exime de la prevención.

¿Se terminará esta pandemia o el virus se va a quedar entre nosotros?

Esta pandemia terminará cuando se dé la famosa inmunidad de rebaño, el problema es que, la famosa inmunidad de rebaño significa qué porcentaje de humanos -en un sitio determinado- son capaces de proteger al resto con vacuna o con infección natural. Se estaban diciendo dos cargas: 60% a 70%.

La inmunidad de rebaño se logra cuando el 60% a 70% de los habitantes de una comunidad pasaron la enfermedad o se vacunaron.

Lo del virus británico, que es muy transmisible, ha generado un concepto diferente y el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alérgicas (NIAID) de Estados Unidos ya lo dijo, que no es 60% a 70%, que puede ser de 70% a 80%, y últimamente 80% a 90%, y creo más que el 90%, esto es un problema. Esto significa que no es lo mismo que se tenga que vacunar al 60% de una ciudad de un millón de habitantes, que vacunar al 90%, eso es terrible, significa 50% más de gastos. (I)

Te recomendamos

Las más leídas