Bailes y pirotecnia resaltan en más de 60 fiestas populares en Azuay

- 16 de mayo de 2019 - 00:00
Las danzas tradicionales están incluidas en los programas que se organizan en las parroquias rurales de la provincia de Azuay. A esta actividad se suma la gastronomía, que no puede faltar en los festejos.
Fotos: Fernando Machado / EL TELÉGRAFO

En la provincia se realizan diferentes eventos en cantones y parroquias durante el año. Muchos de estos, que son de tipo religioso, se distinguen por las procesiones, danzas, bandas de pueblo y, en especial, por su gastronomía.

El festejo popular, acompañado de bandas de pueblo, pirotecnia, bailes y gastronomía, sigue enraizado en los cantones y parroquias de la   provincia de Azuay.

Estos actos, muchos de estos religiosos, son parte de la convivencia de cada sector,  indica Joaquín Pauta, músico que participa en la mayoría de los festejos populares.

Más de 60 eventos se realizan durante el año en Azuay, pero uno de los que más destacan es el del “Señor de las Aguas”, en el cantón Girón.

Este evento dura seis semanas y se lleva a cabo en los meses de octubre y noviembre, en medio de bailes, procesiones, música y comidas. Actualmente es considerado el festejo más amplio en el sur del país.

En Girón, los priostes por lo general residen en Estados Unidos e invierten un promedio de $ 8.000 a $ 10.000 en la organización de la fiesta que dura ocho días.

El concejal del cantón, Fausto Ávila, señala que los priostes preparan el festejo con corrida de toros, comidas, bandas de pueblo, misas y bailes. Pero además de este gran festejo, está el de Navidad y la fiesta por las imágenes en las parroquias de este sector azuayo.   

Posteriormente, se realiza la fiesta del “Señor de Andacocha”, una imagen que apenas tiene 10 centímetros de alto y que se venera en la parte alta del cantón Guachalapa, sector oriental de Azuay.

Esta imagen es considerada milagrosa, sobre todo para las personas que viajan de manera legal o ilegal a Estados Unidos.

Para ellas, la “fe mueve montañas”, por eso los fieles del “Señor de Andacocha” suben montañas para orar y agradecer a la imagen por los “favores recibidos”.

Todo comienza en el cantón Guachapala, cuya población es aproximadamente de  3.000 habitantes.

Desde este sector unos utilizan la vía asfaltada y otros  un camino vecinal, miles de creyentes ascienden hasta el sector donde se encuentra la capilla. “Siempre vengo a visitar al señorcito”, manifestó Carmen Morán.

En el lugar celebran con artistas y juegos pirotécnicos.

En cambio, en Cuenca el mayor festejo es el Corpus Christi, que es una de las manifestaciones religiosas-populares de mayor importancia y antigüedad en la ciudad, según la Cámara de Turismo para Cuenca.

En la capital azuaya esta tradición tiene tintes únicos y especiales, pues por siete noches consecutivas, posteriores al día del Corpus Christi, se celebra el “Septenario”, que es una fiesta muy afamada en el país por su colorido y pirotecnia.

En la fiesta del “Septenario” participan, motivados por la Arquidiócesis de la ciudad cuencana, comunidades religiosas, autoridades civiles y militares, instituciones públicas y privadas, entidades educativas y diferentes grupos organizados.

El sitio escogido para el desarrollo de la fiesta está constituido por la Catedral Nueva y el Parque Central Abdón Calderón. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: