Chequeos y asepsia son claves en tratamiento de patologías oculares

- 25 de agosto de 2018 - 00:00
Aunque muchas veces resulta incómodo usar lentes, no hacerlo conlleva a que los problemas visuales se incrementen. Hoy en día existen varios diseños.
Foto: Tatiana Cevallos Vega

Grandes, pequeños, azules, morados, redondos o cuadrados -sin importar el tamaño, la forma o el color-, los lentes se han convertido en un elemento indispensable para muchas personas que sufren distintos tipos de afecciones visuales y que  dependen  de este accesorio para ver con claridad.

La optometrista Estefanía García explica que las enfermedades oculares más comunes son: miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia. Ella considera que los lentes son una ayuda óptica y resalta la importancia del uso constante. “Al utilizarlos vamos a ayudar a que no aumenten las medidas, sino que se mantengan. El paciente ya sea miope, hipermétrope, o astigmático, debe tener la corrección permanente”.

Añade que es imprescindible realizar un chequeo oftalmológico regular para darle seguimiento a la evolución del problema.

Muchas personas consideran a los lentes incómodos por lo que prefieren no usarlos a pesar de ver distorsionado. Es el caso de Madison Echeverría Martínez, quien afirma que está consciente de que los necesita porque se le dificulta ver de lejos. Sabe que su condición podría empeorar por no usarlos.

 Sin embargo, no se los coloca porque le generan molestias al realizar ciertas actividades. “Cuando yo quiero correr o me quiero agachar a coger algo los lentes  me complican”.

La oftalmóloga Sheila Zambrano dice que la cirugía refractiva es una alternativa óptima para darle tratamiento a distintas patologías en los ojos. Explica que primero se debe realizar una topografía corneal que determinará si el paciente es un candidato apto para la intervención quirúrgica.

“Los lentes de contacto son una solución práctica porque proporcionan un campo visual total y estéticamente se ven mejor. A pesar de ello pueden causar daños severos en la vista si no se los emplea de forma correcta. Una buena asepsia es lo primordial para evitar posibles complicaciones como: úlceras, hongos e infecciones en la córnea.

Sea por necesidad o por protección cada vez son más quienes usan lentes. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: