El arte precolombino tiene su propio espacio

- 10 de agosto de 2018 - 00:00
Collar de concha spondylus y figura masculina de piedra de la cultura Manteña (900 - 1532 d.C).
Fotos: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

El museo Carlos Zevallos Menéndez, fundado hace 61 años, exhibe piezas arqueológicas de las culturas que alguna vez habitaron el Litoral ecuatoriano.

El museo de Arte Precolombino Carlos Zevallos Menéndez, ubicado en el sexto piso de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Guayas (9 de Octubre y Pedro Moncayo), es un importante repositorio de la historia y evolución de las culturas ancestrales que habitaron la costa ecuatoriana hace 4.800 años a.C.

El espacio debe su nombre al arqueólogo Carlos Zevallos Menéndez, quien además de realizar importantes aportes al estudio de las culturas precolombinas, fue el presidente fundador del Núcleo del Guayas de la Casa de la Cultura entre 1945 y 1961.

Gisella Peña, coordinadora del Museo, comenta que el lugar fue fundado hace 61 años por Carlos Zevallos, pero no ha trabajado de manera ininterrumpida, pues ha sufrido  varios cierres temporales durante su historia.

Ejemplo de arte lapidario, que consiste en enormes monolitos de piedra que se prestan a libre interpretación.

“El museo reabrió en agosto de 2017 luego de permanecer cerrado por cerca de 3 años, periodo en el que se sometió a un proceso de catalogación y rediseño museográfico”.

Peña Jarrín explica que el museo cuenta con tres salas: la Emilio Estrada Ycaza, la Carlos Zevallos Menéndez y la Francisco Huerta Rendón.

De estas, las dos primeras se encuentran habilitadas, mientras que la última está previsto sea abierta más tarde en este año.

Sobre la sala Emilio Estrada Ycaza explica que “guarda vestigios de las culturas Valdivia, Las Vegas, Chorrera, Machalilla, Bahía, Manteña, entre otras, que corresponden al periodo entre los años 4.800 a.C y los 1.500 d.C.”.

En esta exhibición se muestran piezas arqueológicas de las herramientas y artesanías que fabricaban “nuestros antepasados”.

Vasijas de barro, morteros de piedra, artesanías trabajadas en concha y hueso son algunas de las piezas que pueden admirarse.

En la sala Carlos Zevallos Menéndez, también conocida como sala de Orfebrería, se guardan piezas de oro y plata como anillos, aretes, collares y pulseras fabricadas con técnicas ancestrales.

Peña resalta que la mayoría de las piezas del museo fueron descubiertas por el fundador durante excavaciones y que solo una pequeña fracción ha sido donada.

Una de las actividades que tiene mayor acogida es el programa Museo Vivo, que ofrece visitas teatralizadas en las que un guía vestido de explorador dirige a los asistentes por diferentes etapas de la historia; durante el recorrido, hay dramatizaciones de aspectos cotidianos y rituales de las culturas antiguas.

El Museo abre de lunes a viernes en horario de 09:00 a 17:00. El programa Museo Vivo se ofrece los martes y jueves de 10:00 a 11:00. El acceso es gratuito. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: