Los animales nos curan en época de pandemia

No más abandonos, es inaceptable que quienes nos ayudan y traen beneficio a nuestra salud mental y física sean los primeros en sufrir.
30 de octubre 08:44

La pandemia ocasionada por el Covid-19, sacó a relucir el importante papel de los animales de familia durante el confinamiento. Estos animales brindan más que compañía.

Algunos estudios confirman los múltiples beneficios de tener un animal de compañía. Estos van desde la reducción del estrés, pasando por la mejora en enfermedades cardiovasculares o el desarrollo de habilidades sociales.

Todo radica en el vínculo emocional que se consolida con el dueño. Un fuerte vínculo puede ayudar incluso a tratar enfermedades de salud mental como la depresión, ansiedad o sentimientos de soledad. La interacción física entre animales y humanos activa en el hombre la producción de oxitocina, una hormona relacionada con situaciones de bienestar, y es de gran ayuda para reducir el estrés.

Aunque estos animales nos brindan una infinidad de beneficios, en Ecuador, al iniciar la pandemia se presentó una situación preocupante. Hubo muchos animales abandonados, asesinados o llevados a refugios porque sus dueños temían que fueran transmisores del virus, sin que esto se haya demostrado científicamente.

Al ver tanta ignorancia y desconocimiento del tema, la Universidad San Francisco de Quito - USFQ, inició la campaña triple A+: AYUDA, ADOPTA, APADRINA, junto a ocho fundaciones para llamar a la gente a la acción a favor del bienestar de los animales abandonados. Nuestro mensaje es que la adopción requiere responsabilidad, tener un animal trae muchos beneficios, pero así mismo, conlleva compromiso. Son seres vivos y sintientes que necesitan de todo nuestro cariño y apoyo.

Si quieres adoptar o apadrinar a un animalito rescatado, puedes ingresar a petfriendly.usfq.edu.ec  y visitar la galería de animales.

Ahora estamos desarrollando una serie de webinars gratuitos con temas que interesan a todos quienes tengan o deseen un animal de familia. Todo esto con el fin de que la gente se informe y actúe para ser parte de la solución al problema del abandono.

No más abandonos, es inaceptable que quienes nos ayudan y traen beneficio a nuestra salud mental y física sean los primeros en sufrir. Quien tiene un animal de familia en casa, sabe que el confinamiento fue ciertamente más llevadero junto a ellos. Por lo menos, así fue para mí.

Yo vivo feliz con mis hijos de cuatro patas, es una experiencia chévere y aunque a veces ha sido un poco complicado, ha sido muy gratificante. Es algo que yo recomiendo, los animales son seres que necesitan de amor y dar amor. Mi experiencia de compartir con ellos en cuarentena lo resumiría como una de las mejores cosas que me han pasado en mi vida.

Es momento de darnos cuenta del valor que ellos tienen en nuestro círculo familiar. Pasar tiempo con ellos es un beneficio mutuo y, por ello, es esencial velar por su bienestar. Ellos son seres vivos y es importante respetarlos como son y darles todo el ambiente que necesitan para estar bien, buena comida, protección, espacio y buena salud.

En esta pandemia no está de más extremar precauciones y cuidados. La Asociación Mundial de Veterinaria de Animales Pequeños (WSAVA) hacen las siguientes recomendaciones: Limitar la interacción de nuestros animales con otros animales y con personas ajenas a la casa cuando se sale a la calle, teniendo en cuenta que el mejor método de cuidado es evitar entrar en contacto con personas contagiadas.

Se recomienda no realizar caminatas largas ni lejanas del lugar de residencia, así se puede controlar mejor las interacciones.

De igual manera, como se recomienda el lavado constante de manos, con los animales se puede seguir una práctica similar: lavar las patas con agua y jabón cada vez que se salga a la calle. No se debe usar otras sustancias químicas, ya que pueden ser dañinas.

Si durante el paseo nuestro animalito se revuelca en el pasto, juega con otros animales o personas, se recomienda un baño completo con agua y jabón. (I)

Dialoguemos.ec