Ana Dolores Román, gerente general de Pfizer

"Falta que la mujer sea más arriesgada porque no es fácil dirigir una empresa"

- 15 de septiembre de 2018 - 00:00
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

Empezó como pasante. Entre sus recientes retos en su gestión está fusionar la gerencia de tres países.

Desde hace seis años ejerce el cargo de gerente general en la empresa farmacéutica Pfizer Ecuador. Es la primera mujer en desempeñar esa función. Ana Dolores Román habla del camino que recorrió para llegar a dicho cometido.

¿Cómo fue su vinculación con la empresa que administra?

A la semana que me gradué de la universidad me llamaron del Contacto Empresarial de la Universidad San Francisco de Quito (ahí me gradué). De todos los recientes profesionales, tres fuimos elegidos para vincularnos a esta empresa. Empecé como pasante. Lo lindo de mi experiencia es que tuve la oportunidad de crecer en la empresa y eso fue lo que hice. Pasé de Mercadeo a Comercial. Trabajé fuera del país y luego regresé.

Es la primera mujer que ocupa el cargo de gerente general en Pfizer. ¿Considera que por su género el ascenso en su trabajo ha sido difícil?

Independientemente de si eres hombre o mujer es importante que cada uno sepa cuáles son sus fortalezas como profesional. Después hay que tener una visión de a dónde se quiere llegar y entender qué destrezas se necesitan para aspirar a ese cargo. El aprendizaje y la capacitación constantes son claves, y las mujeres estamos muy bien capacitadas. Logré llegar a este cargo porque desde un inicio me planteé lo que comenté anteriormente.

¿En su infancia soñaba con ser o desempeñar el trabajo que hace en la actualidad?

Sí, desde pequeña soñaba y jugaba a tener una empresa y a manejar una. Jugaba con mi máquina de escribir y siempre quise ser gerente general en mi país. Esa era una de mis metas.

¿Cuáles han sido los mayores retos que ha enfrentado en el cargo que desempeña?

El último reto que tuve hace dos años fue fusionar la gerencia de tres países (Ecuador, Perú, Bolivia) y manejarla desde aquí.

¿Qué  falta en el país para que más mujeres ocupen cargos directivos?

El hombre y la mujer se complementan. Lo que falta es que las mujeres seamos más arriesgadas. No es fácil dirigir una empresa por los desafíos que implica; muchas veces viajas, te alejas de tu familia. Lo interesante es que la mujer es capaz de hacer este trabajo y debe decidirse y arriesgarse. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: