Adultos cumplen el sueño de ser bachilleres

- 31 de julio de 2019 - 00:00
Carlos Carrera, de cabellera blanca, participó este martes 30 de julio de 2019 en la ceremonia de graduación de bachilleres del programa “Todos ABC” que se cumplió en la Unidad Educativa Juan Montalvo. En la capital se incorporaron 327 estudiantes.
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

8.521 estudiantes a nivel nacional, que iniciaron tardíamente su preparación secundaria o que retomaron sus estudios, son los primeros graduados del programa “Todos ABC”.

Ser bachiller fue siempre el anhelo de Carlos Carrera, pero las responsabilidades de padre y las necesidades económicas del hogar lo apartaron de su objetivo.

El tiempo transcurrió y las arrugas surcaron su rostro y los años tiñeron de blanco su cabellera. Fue hace dos años cuando escuchó sobre la campaña “Todos ABC” que educa a personas adultas que no han concluido sus estudios secundarios y decidió inscribirse.

Le contó a su esposa del nuevo desafío y ella lo apoyó desde un inicio porque eso serviría de ejemplo para sus tres nietas. Fue así como, a los 66 años, empezó en el programa de formación que este martes 30 de julio de 2019 incorporó a 8.521 bachilleres que son la primera promoción del país.

En un emotivo discurso, Carrera destacó la tarea que cada uno cumplió en estos más de dos años de formación. “Nada es imposible. El que persevera alcanza”, les dijo a  la primera generación del programa “Todos ABC” Monseñor Leonidas Proaño.

Los aplausos rompieron durante más de un minuto el silencio del coliseo en la capital del país.  

El adulto mayor no ocultó su satisfacción de alcanzar la meta anhelada, ya que entre libros y cuadernos también atendió su pequeño negocio de alimentos en una gasolinera del Valle de los Chillos (Quito). “Este esfuerzo será ejemplo para mis nietas”.

Él planea estudiar en la universidad hasta graduarse como profesor de Historia, que es su sueño mayor.

El acceso

El programa “Todos ABC” nació en 2017 para incentivar a las personas a alfabetizarse, completar la educación básica y dar continuidad a la formación secundaria. La inversión estatal entre enero y octubre del 2019 supera los $ 65 millones.

Según el Ministerio de Educación, la campaña ha beneficiado a 254.000 personas con las distintas ofertas educativas.

La titular de la cartera de Estado, Monserrat Creamer, precisó que 134.000 ciudadanos participan actualmente en las ofertas educativas de modalidad semipresencial.

Apoyo a inmigrantes

La colombiana Luz López, de 58 años, dejó sus estudios por el embarazo prematuro que afrontó y luego porque necesitaba trabajar para alimentar a su pequeño hijo.

Hace 14 años llegó a Ecuador y aunque tiene estudios de diseño de modas, no se graduó en el colegio. “Nunca pensé hasta hoy que iba a lograr el bachillerato fuera de mi país. Estoy muy agradecida por todo lo que Ecuador me ha dado”.

Estefanía Naranjo dejó su formación por problemas familiares. Este martes 30 de julio de 2019, a sus 32 años, logró el título de bachiller. Sollozando contó que estuvo a punto, nuevamente, de desistir. Pero gracias al apoyo de sus profesores y el amor a su hijo logró superar las adversidades que incluyeron la pérdida del trabajo y agresiones hacia su pequeño.

Precisamente a él le dedicó su logro porque fue su motivación para concluir esta fase de su vida y continuar a futuro en la universidad en una carrera que implique trabajo con los sectores más vulnerables de la sociedad.

Combinó estudio y familia

Carmen Rosales desde pequeña trabajó en la tierra para ayudar en la tarea agrícola de sus padres, quienes tenían ingresos limitados que les impedían costearle los libros y textos escolares.

Luego nacieron sus hijos y el tiempo para aprender se limitó más, incluso el tema lo apartó de su mente. Emigró de Manabí a Quito y aquí logró a sus 55 años su título.

Con emoción enfatizó que su anhelo hoy es cursar una carrera agropecuaria para retornar a su tierra natal y trasladar sus conocimientos a quienes labran el suelo y buscan que su provincia resurja totalmente tras el terremoto de abril de 2016.

“Somos manabitas y sabemos que podemos hacer grandes cosas por nosotros. Quiero que se deje de migrar a las ciudades porque el campo nos necesita”. (I)

El proceso
Estudios presenciales
Los estudiantes que se incorporaron en Quito desarrollaron sus estudios de manera presencial de lunes a viernes. Las clases, que arrancaban a las 18:00, se dictaron en los centros Tarqui de Calderón y Manuela Cañizares (centro de la urbe).

9,2 fue el mejor promedio de la promoción y lo obtuvo Bryan Simbaña, de 26 años.

En 2017 iniciaron el período
Los graduados de este programa, como aquellos de la modalidad regular, rindieron el examen Ser Bachiller para poder concluir la educación secundaria. Empezaron su período lectivo en el año 2017. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: