600 mil cupos aún quedan para alumnos

26 de agosto de 2013 - 00:00

Hoy los padres de familia tendrán la respuesta a sus inquietudes respecto a la asignación de cupos en los planteles de la Sierra y la Amazonía.

La pasada semana, en las diferentes direcciones distritales del Ministerio de Educación se implementó un sistema para que los estudiantes obtengan un cupo en los establecimientos educativos que están cerca de su lugar de residencia.

No obstante, este fue uno de los principales reclamos en el momento de verificar las asignaciones de los menores el pasado 15 de agosto. “El fallo del sistema que afectó un 2% de usuarios generó problemas de reubicación, más no una limitación de accesos a los cupos”, aclaró la institución.

El Sistema Integral de Gestión Educativa del Ecuador (Sigee) sostuvo que la oferta para ingresar a los planteles en el régimen Sierra es 1’943.006.

De acuerdo a la información proporcionada por el Ministerio de Educación se han inscrito hasta el momento   1’310.610 jóvenes, por lo que aún hay disponibles 632.396 cupos.

Esta cartera de Estado ha asegurado que ningún estudiante se quedará sin matrícula, lo que se podrá verificar hoy luego de que sea revisada la asignación de plazas estudiantiles en los colegios públicos del país.

De las 24.205 instituciones educativas que funcionan en el país, 9.480 pertenecen a la Región Sierra. Únicamente en Quito existen 1.649 planteles.

2 de septiembre es la fecha prevista para el inicio de clases en las regiones Sierra y AmazoníaSegún datos del área de Microplanificación de esta cartera de Estado, en la capital hay 595.507 estudiantes fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares.  

De estos, 120.000 corresponden a los distritos educativos 6 y 7, ubicados en la zona sur de la capital.

Ante el incremento de estudiantes que forman parte del sistema fiscal, varios expertos en esta área   coinciden en que la demanda, por ser parte de la formación pública, se  basa en la gratuidad otorgada por el estado ecuatoriano.  

No obstante, el pedagogo Daniel Llanos resaltó  que -a su criterio- es necesario comprobar si, además de este beneficio, se ofrece  una buena calidad académica en estas instituciones.

De su parte, la magíster en administración educativa, Lupe Peña, sostuvo que no se debe contraponer la educación privada frente a la pública, ya que todo depende del plantel desde una visión individual de la misma. “En ambos sectores  hay buena y no muy buena calidad”, agregó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: