Ecuador, 04 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Un total de 2.082 becas fueron entregadas a los perjudicados por los centros superiores

16 mil alumnos de 14 universidades cerradas ya obtuvieron su título (Infografía)

16 mil alumnos de 14 universidades cerradas ya obtuvieron su título (Infografía)
27 de noviembre de 2014 - 00:00 - Redacción Sociedad

Han pasado 2 años y 7 meses desde la suspensión inédita de 14 universidades en Ecuador, luego del informe presentado por el Ceaaces en 2012. Este determinó una deficiente calidad universitaria de las instituciones hoy cerradas.

El asombro, las lágrimas y el desconsuelo de estudiantes y padres de familia no faltaron apenas las puertas se cerraron. Hubo marchas y reclamos, pero la decisión no cambió.

Gracias al plan de Contingencia que el CES (Consejo de Educación Superior) elaboró para los 44.403 estudiantes, la mayoría logró continuar su carrera en otra universidad.

Lo cierto es que una medida drástica y criticada por padres y la prensa, como fue cerrar universidades, tuvo un final feliz para los jóvenes estudiantes: 16.672 ya consiguieron su título de tercer nivel.

Alrededor de 7.046, de  los 15.724 inscritos, continuaron sus estudios en una de las 2 alternativas dadas por el CES, como fue la reubicación en otra universidad en una carrera vigente y la continuación de sus estudios en una carrera de titulación especial. Se crearon en total 14 carreras especiales para acoger la demanda de alumnos.

Un aproximado de 8 mil alumnos no siguieron alternativas del CES, por lo que apenas consiguieron los papeles del récord académico que acreditaba su presencia en las distintas instituciones de nivel superior iniciaron la búsqueda de su futuro.

Ese fue el caso de Rodrigo Dea y Roberto Loza, estudiantes de la universidad Tecnológica América (Unita), a quienes el CES les dio 2 alternativas para seguir su carrera, pero ninguna les convenció ya que no podían hacerlo de forma semipresencial como eran las clases que recibían en la Unita.

Ellos, si bien escuchaban rumores de que su ‘U’ no tenía certificación para funcionar, se quedaron tranquilos tras la reunión que mantuvieron con las autoridades, quienes les aseguraron que no habría mayor inconveniente.

Por eso cancelaron el valor de $150 para el semestre de Inglés y estaban a punto de pagar el costo total del séptimo y octavo semestre que iban a cursar y que para ese año (2012) era cercano a los $ 500. “En lo personal si bien la infraestructura no era la mejor porque era una casa donde recibíamos las clases, la tecnología era de primera. Tenía la certificación Cisco que poquísimas universidades tienen en el país”, contó Roberto.

La Unita fue una de las instituciones que más alumnos damnificados dejó, con alrededor de 8 mil, debido a las extensiones universitarias que manejó en ciudades como Santo Domingo en la provincia de los Tsáchilas, El Coca, Lago Agrio, Tulcán, Cuenca, y otras.

La única alternativa que encontraron los 2 jóvenes fue la universidad Tecnológica Israel, con costos parecidos, pero una malla curricular que les obligó a tomar algunas materias del nivel inicial. Este establecimiento estuvo entre las 26 que fueron analizadas y logró acceder a la categoría D para no cerrar. Hace un año, tras el nuevo análisis que hizo el Ceaaces, esta institución logró la categoría C.

El camino a la liquidación final

A más de suspender la oferta académica de las 14 universidades cerradas, el CES está encargado de liquidarlas totalmente y para eso debe sanear las deudas con el IESS, SRI, a profesores, empleados y demás proveedores. Para ello se vendieron gran parte de los bienes de las instituciones, pero aún resta por comercializarlos para cubrir las acreencias.

“Estamos este rato de vendedores de bienes raíces”, cuenta Germán Rojas, presidente de la comisión del Plan de Contingencia del CES, quien además puntualiza que uno de los problemas mayores ha sido la venta de las casas que fueron parte de la Unita. “Son casas que están en el centro de Quito y que no hay quien compre. Además han estado sobrevaloradas”.

De acuerdo a los cálculos realizados por el CES, los activos de todas las instituciones superan a los pasivos, pero la demora en la venta impedirá que a finales de este año finalice el proceso de liquidación de todas las universidades, como se tenía previsto.  

Al momento hay 4 instituciones que quedaron sin pasivos: Universitas Ecuatoriales, Universidad Intercontinental de Santo Domingo, la Universidad Alfredo Pérez Guerrero y la Universidad Interamericana del Ecuador del Chimborazo.   

El camino final y legal para el cierre definitivo de las universidades es un proyecto de ley.   

Al momento el CES realiza el informe de las cuentas que debe presentar a la Asamblea junto a la reforma legal. El Poder Legislativo es el encargado de este asunto, a través de una ley que permita extinguirlas oficialmente.

DATOS

En abril de 2012 fueron clausuradas de forma definitiva 14 de un total de 26 universidades calificadas en la categoría E por el desaparecido Conea.    

Las universidades suspendidas fueron: Politécnica Javeriana, Prof. Servio Tulio Montero Ludeña, Ecológica Amazónica, Alfredo Pérez Guerrero, Autónoma de Quito, Cristiana Latinoamericana y Equatorialis.

La lista de las 14 sigue con: Interamericana del Ecuador, Intercontinental, Og Mandino, Panamericana de Cuenca, Técnica Particular José Peralta, Tecnológica América (UNITA), y San Antonio de Machala.    

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media