En un espacio del museo mindalae, en la capital, se exhiben objetos inspirados en las culturas

La cosmovisión andina se plasma en las artesanías ecuatorianas

- 27 de diciembre de 2015 - 00:00
Juan Martínez explica que en los pueblos de la Sierra predominaba la simbología de la cruz andina, en ella se expresan los 4 elementos de la vida.
Fotos: Mario Egas/ El Telégrafo

Después de 2 años de investigación, en Quito se construyó el Catálogo de Iconografía de Ecuador. El Congope coordinó el trabajo con los artesanos.

La cosmovisión andina concibe al universo divido en 3 niveles: el Hanan Pacha o tierra de arriba, el Kay Pacha o tiempo presente, y el Uku Pacha, tierra de abajo o de los ancestros. Cada uno de estos mundos es guiado por una deidad suprema (un animal de poder).

En el primero, el cóndor es el ser superior; en el segundo, la fuerza del jaguar es la que reina, mientras que en el último la sabiduría representada a través de una boa o serpiente es la guía.

Los antiguos habitantes del territorio, hoy Ecuador, vivían bajo ese concepto, por ello plasmaron imágenes (formas e íconos) de estos animales y otras deidades en sus vasijas, máscaras, vestimenta y herramientas de guerra, entre otros.

El antropólogo Juan Martínez, director de la Fundación Sinchi Sancha, sintió atracción por el significado de la iconografía ancestral de  culturas nacionales. La institución a la que representa, junto a otras organizaciones civiles y gubernamentales, elaboró el Catálogo de Iconografía del Ecuador Antiguo.

La investigación patrocinada por la Unión Europea tomó 2 años; durante ese tiempo se redibujaron alrededor de 2.150 representaciones, de las cuales 200 fueron sometidas a una interpretación chamánica para conocer su significado.

Así, por ejemplo, se concluyó que la imagen de un hombre con cara de pájaro y alas, era conocida como el hombre alado. Este símbolo era propio de quien tomaba las riendas de la comunidad, pues solo al buen líder, la Pachamama le otorgaba la posibilidad de volar.

También se identificaron 14 áreas culturales y entre 36 y 40 filiaciones o pueblos tradicionales. Martínez explica que cada uno de estos territorios tenía una especificidad cultural convirtiendo al Ecuador en uno de los países más diversos artística y artesanalmente. “Nuestro país tiene una tradición artesanal milenaria, única en el mundo”.

Las figuras de animales mezclados con hombres se usaban para los ritos que se realizaban en las comunidades.

Después de tener listo el catálogo, los esfuerzos de la fundación se dirigieron a transmitir estos conocimientos a artesanos, diseñadores, estudiantes universitarios y emprendedores culturales. El trabajo con los artesanos estuvo coordinado por intermedio del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope).

Ahora, en un espacio del Museo Mindalae, en el norte de Quito se exhiben y venden bolsos, cerámicas, vasijas, bisutería, juegos de sala, sombreros, chalinas, llaveros, adornos en los que el protagonista es una iconografía.

Daniela Castillo, coordinadora del museo, guía el recorrido. Se detiene frente a una olla de brujo (una especie de vasija usada para los rituales de los pueblos amazónicos). La figura de una culebra bordea toda la abertura, Castillo explica que para la cosmovisión andina la serpiente, además de simbolizar sabiduría, también era usada para representar lo cíclico que es el tiempo.

En uno de los sillones de un juego de sala se ve la figura de un jaguar. La coordinadora del museo explica que este felino es venerado como un dios. Además, es el único animal que, en estado natural, se ha comprobado que consume hojas del árbol de la ayahuasca que le permiten agudizar sus sentidos durante la cacería que realiza.

Mientras que en las artesanías de la Sierra predominan los tallados del sol, la luna, las estrellas y los nevados, en los de la Costa y Amazonía, figuras de animales como el murciélago, el pelícano y el mono se llevan el protagonismo.

Para la cultura Milagro, el murciélago, al ser el principal polinizador nocturno, era concebido como la vida desarrollada en la oscuridad.

Además hay símbolos que juntan las representaciones de los 3 mundos y otros en los que la Venus Valdivia se muestra en todo su esplendor. La cruz andina o chacana también forma parte del catálogo, en ella se representan los 4 elementos de la vida: el agua, la tierra, el fuego y el viento. (F)

DATOS

La serpiente y el tiempo cíclico. Se representa la travesura infantil, el ímpetu de la juventud, la experiencia del adulto y la serenidad del anciano.

El origen cósmico. Este representa el giro del universo, el cual es visto como causalidad, es el regalo de los dioses, como la semilla que se siembra en la tierra fértil. Todo esto se ve representado en el catálogo.  

La muerte y los ancestros. Se representa al espíritu de los muertos, en ese concepto, la muerte es un estado más en el largo viaje. Los indígenas consideran que el sabio espíritu de los muertos los acompaña.

Sexualidad y fecundidad. Las representaciones se hacían para que llueva y para que el ciclo de la fecundidad llegue, de esta manera la vida fluye. Los ancestros tenían la costumbre de hacer cantar a las ranas, así se tejía el tiempo en forma de caracol y se sembraba.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: