Ecuador, 18 de Mayo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

201 instituciones con Bachillerato Internacional usan sistema antiplagio

201 instituciones con Bachillerato Internacional usan sistema antiplagio
21 de noviembre de 2017 - 00:00 - Redacción Sociedad

Los estudiantes que cursan el Bachillerato Internacional (BI) en los planteles públicos del país desarrollan al finalizar del año una monografía, que representa el 40% de la nota final, para obtener el diploma de haber concluido sus estudios en esta modalidad.

Sin embargo, el Ministerio de Educación (MinEduc) detectó un alto porcentaje de plagio en los proyectos presentados.

Xiomar Torres, subsecretaria de Fundamentos Educativos de la  cartera, informó que en los estándares de la Organización del Bachillerato Internacional (OBI) esto hacía que los estudiantes no alcanzaran la nota para obtener la certificación. “El Estado invierte $ 29 millones en el BI y que no se consiga tener los diplomas se volvió una preocupación”.

Por ello, el MinEduc implementó hace un mes y medio un sistema de antiplagio en las 201 instituciones educativas a nivel nacional que ofertan el BI.  Se beneficiarán 20.100 estudiantes.

Para su utilización fueron capacitados 3.618 docentes.

Además, desde que lo instalaron hay 15.003  trabajos registrados que pasan por el análisis.  “Antes los padres pagaban $ 15 en los exteriores de los planteles para que revisaran las monografías de sus hijos y así evitar la copia”.

Funcionamiento

La herramienta tecnológica que es conocida como Turnitin permite al profesorado detectar citas incorrectas  y confirmar la originalidad del contenido publicado.

Ana María Donoso, gerente comercial de la empresa en Ecuador, Paraguay, Argentina y Bolivia,  explicó  que el software tiene tres formas de ser usado: como instructor, administrador y estudiante.

Por ejemplo citó que el docente crea en clase un ejercicio y genera instrucciones que serán luego leídas por los alumnos que están en línea. Ellos al subir sus trabajos,  tendrán en cinco minutos la comparación con tres bases de datos (fuentes de internet desde hace 18 años, trabajos y ensayos de 15.000 instituciones como Harvard, Oxford y Stanford que ya usan la herramienta y revistas científicas, publicaciones de investigación de otros países).

“El plagio no solo es un tema de deshonestidad que se hace conscientemente sino que también se da por desconocimiento. Hemos encontrado que en su mayoría no saben lo que significa y sus modalidades”.

El sistema en Ecuador es usado en planteles e instituciones que con frecuencia publican contenidos. Lo implementaron 15 centros educativos particulares a nivel nacional y las Universidades San Francisco de Quito (USFQ),  de las Américas, Internacional SEK Ecuador (Uisek), la Flacso, la Escuela Politécnica Nacional y la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

Paulina Rodríguez, coordinadora de  estudiantes de educación a distancia de la USFQ,  contó que desde 2012 los  alumnos de pregrado lo emplean.  “Hasta el momento llevamos 100.000 trabajos que son analizados. Te permite detectar de dónde ellos investigan. El mayor error que cometen es no citar bien las fuentes. Ha sido muy positivo para los chicos y los docentes”.

Para Rodríguez la problemática parte de cómo se los motive desde el colegio a los menores. “A ellos hay que enseñarles que tienen que estar orgullosos de lo que piensan, porque existe una falta de confianza de que lo que escriben no vale”.

Según Donoso el 80% de los plagios cometidos no provienen de las fuentes de internet, sino de la copia de los trabajos realizados por otros compañeros.

Por su parte, Torres anunció que el MinEduc tiene planes para incorporar el software en otros planteles con Bachillerato General Unificado (BGU) y que  tienen el servicio de internet.

Interés de otras instituciones

Tanya Sánchez, Martha Masacón y Diana Escobar, profesoras de la Universidad Técnica de Babahoyo, reconocen que de 10 proyectos revisados siete no cumplen con la originalidad e integridad académica.

“Aquí trabajamos con Urkund una plataforma facilitada por la Senescyt que detecta los plagios pero en la que el profesor puede bajarle el porcentaje de similitudes”, dijo Sánchez.

 Con esta herramienta -añadió- vemos que no se podrá alterar ningún resultado y además te alerta de dónde extrajo su proyecto lo que hará que los estudiantes se comprometan.

Asimismo,  Javier García de la UArtes, aseguró que el sistema antiplagio que usan tiene limitaciones. “Cuando los ensayos están en lengua kichwa o en portugués no hay cobertura en las citas. Incorporar este programa es un desafío porque nuestra política y la forma de enseñar  es distinta a otros centros de estudios”. (I)

 Antes los padres

 pagaban $ 15 para la

 revisión de los

 proyectos. Lo hacían

 de forma privada.

Detalles

Normativas

→La deshonestidad en el sistema educativo es sancionada en la Ley Orgánica Intercultural Bilingüe (LOEI) en los artículos 132, 223 y 226.  El  Consejo de Educación Superior (CES) exige a las universidades un sistema antiplagio.

29 millones de dólares invierte  desde 2014 el Estado en el  Bachillerato Internacional.

Creadores

→Lo diseñaron estudiantes de posgrado de la Universidad de Berkeley, en California, cuando elaboraban su trabajo de titulación. La herramienta está dirigida a colegios, universidades y otras instituciones.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media