"Tú eres tan fuerte como Iron Man"

El exvicepresidente Lenín Moreno visitó varios de los puntos afectados por el terremoto.
22 de mayo de 2016 00:00

Tras un mes de realizar gestiones desde Ginebra para viabilizar ayuda para los afectados por el terremoto como miembro de la Organización de las Naciones Unidas, el exvicepresidente Lenín Moreno (2007-2013) estuvo esta semana en Manabí.

El primer punto visitado fue la zona cero de Manta, sector de Tarqui. Se mostró impactado al ver los escombros de lo que alguna vez fue una zona bullanguera. Estuvo acompañado de Jorge Glas Espinel, actual segundo mandatario, quien esta semana realizó parte de su agenda en Manabí.

El pesar de recorrer Tarqui y ver la destrucción dejada por el terremoto cambió cuando llegó al albergue del parque Tohallí, en el sector de Los Esteros. Ahí fue recibido entre aplausos por varios niños y personas que buscaban saludarlo.

De inmediato sonrió. Para muchos, Moreno fue como imán para los niños. Después de recibir sus abrazos y darles la mano, les preguntó si están bien atendidos, si están comiendo tres veces al día.  

Su relación con la gente es diferente a la de una figura pública que haya estado vinculada a la política, es más personal. Su rostro se enternece cuando se trata de personas con discapacidad.

En Manta se le acercó el pequeño Andy Villalá (6 años), quien jugó con Moreno. El menor, quien padece nistagmo neurológico (movimiento involuntario e incontrolable de los ojos) tenía consigo el muñeco de un superhéroe. “Tú eres fuerte como Iron Man, eres igual a él”, le dijo.

Lo mantuvo abrazado a él, mientras el menor le decía que lo quería mucho. Para llegar al exvicepresidente, Andy tuvo que pasar una muralla de personas mayores que se había formado. Entre empujones y personas que querían acceder al enviado especial de la ONU, el niño logró su cometido. Moreno pidió que la atención para los grupos vulnerables sea prioritaria.

En el albergue del parque Tohallí hay 21 personas con discapacidad (8 niños, 10 adultos y 3  de la tercera edad). En este albergue viven 87 personas, son casi 300 en total.

En el recorrido por los albergues, la tónica es la misma. Siempre que Moreno, junto con Glas, avanza, las personas llegan hasta ambos, pero los niños  buscan más a Lenín. Otro grupo que trataba de tener contacto con él era el de las madres de personas con discapacidad.

En los albergues se han ubicado espacios para que los niños puedan jugar. Varias veces por semana hay grupos de personas que acuden a estos sitios para realizar eventos para que los menores se distraigan. Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

Es difícil no ver a Moreno con una sonrisa, pero cuando ve a alguien con complicaciones, es como si se convirtiese. Su afán es tratar de mejorar la calidad de vida de este ciudadano.

Así notó que en el albergue principal de Portoviejo, ubicado en el exaeropuerto Reales Tamarindos, estaba Karina Vargas junto con su hijo Darwin, de 20 años, quien tiene el 95% de discapacidad. “No dude que él la ama y que no puede vivir sin usted”, fue lo primero que le dijo el exvicepresidente a la mujer.

En un corto diálogo, Lenín le prometió a Darwin una casa. De inmediato personal de la Secretaría Técnica de Discapacidades tomó los datos de Vargas y su hijo para viabilizar el tema de la vivienda.

En el albergue de Portoviejo  hay 282 familias. Estas suman un total de 1.141 personas, en 210 carpas. Son 67 personas con discapacidad (41 hombres y 26 mujeres) en un rango mayor de 21 a 60 años.

En su mensaje, el exbinomio del presidente Rafael Correa recalcó que las personas con discapacidad deben tener prioridad. Acotó que por gestión del Gobierno Nacional, los ciudadanos pertenecientes a grupos vulnerables tendrán un bono extra de $ 1.500 para que cuando les entreguen su casa la puedan adecuar para mejorar el estilo de vida de quienes habitan en el lugar.

Durante su actividad como vicepresidente hizo que este grupo vulnerable sea más visible y que la atención para ellos sea prioritaria. La creación de la Misión Manuela Espejo fue fundamental para esto.

Con esta iniciativa, emprendedores apuntaron a esta área. Por ejemplo, en Portoviejo, el pasado miércoles fueron presentadas las bicicletas funcionales para personas con discapacidad.

Uno de los modelos empujaba una silla de ruedas, mientras que otro tenía un segundo asiento atrás, para guiar a la persona con discapacidad.

Al ver la realidad de los albergues, Moreno pidió a las personas que están en refugios no oficiales que busquen lugares como el parque Tohallí o el exaeropuerto de Portoviejo.

En este tipo de agrupaciones que cuentan con el apoyo del Gobierno, las personas damnificadas cuentan con energía eléctrica, acceso a agua, servicio de ducha y de comida. La preparación de los alimentos se efectúa con la participación de los mismos acogidos, quienes realizan turnos de trabajo para tener una mejor convivencia. (I)

A raíz de la creación de la Misión Solidaria Manuela Espejo, surgieron emprendimientos como las bicicletas inclusivas para dar un mejor estilo de vida a las personas con discapacidad. Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado