El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.27/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Ataques cerebrovasculares, un riesgo por el sedentarismo

Las enfermedades más comunes que causan ataques cerebrales son diabetes e hipertensión
24 de septiembre de 2021 16:29

Las enfermedades cerebrovasculares se producen cuando un coágulo de sangre bloquea la arteria que lleva oxígeno para las neuronas. Al no recibir ese oxígeno, las neuronas se empiezan a morir y esto afecta directamente a la persona. El cuerpo se paraliza, surge una sonrisa anormal y se pierde la conciencia. Si no se trata a tiempo, el riesgo es mortal.

La enfermedad cerebrovascular es la segunda causa de muerte en el mundo y ocupa el tercer lugar como factor de discapacidades. En Ecuador, este desorden es también una de las primeras causas de mortalidad.

Según el neurólogo Nelson Maldonado, las enfermedades cerebrovasculares pueden ocurrir en cualquier etapa de nuestra vida. “Desde que estamos en el útero de nuestra madres, o niños que nacen con parálisis cerebral, con enfermedades autoinmunes, del corazón e incluso adolescentes pueden sufrirlas”, indicó al El Telégrafo.

El grupo más propenso a sufrir ataques cerebrales es el conformado por personas mayores a 60 años,  dado que algunos de ellos padecen presión alta o diabetes. Por otro lado, estos ataques pueden ocurrir en otras edades si se lleva una vida de sedentarismo, excesivo consumo de cigarrillo y alcohol.

Los ataques cerebrales se pueden evitar si logramos una vida sana. Maldonado comenta que los enfermos con hipertensión o diabetes deben acudir de manera frecuente al médico para controlar su presión y la del azúcar en la sangre. 

¿Cuáles son los síntomas de un ataque cerebral?

Los síntomas más comunes se los reconoce gracias a un acrónimo utilizado por la sociedad médica. “Nosotros lo denominamos PILAS, que nos ayuda a actuar con velocidad”, comentó Maldonado.

El neurólogo explica que el PILAS se utiliza para reconocer las señales de ataque cerebral y  significan:

P – Parálisis

I – Ir rápido al hospital

L – Problemas del habla

A – Por el amortiguamiento en la mitad del cuerpo

S- Por una sonrisa anormal

Según Maldonado, lo más aconsejable después de sufrir un ataque cerebral es tomar terapia de lenguaje o física, acudir al médico con más frecuencia para controlar las enfermedades diagnosticadas previamente y llevar una vida sana.

Por otro lado, Maldonado mencionó que las personas que sufren de estrés tienen cero posibilidades de sufrir un ataque cerebral.

 

Contenido externo patrocinado