5 recomendaciones para mantener un corazón saludable

Una vida dura un promedio de 3.000 millones de latidos.
26 de septiembre de 2021 15:50

La Federación Mundial del Corazón designó a septiembre como el mes del corazón para generar conciencia sobre la importancia de cuidar este órgano y prevenir enfermedades cardiacas.


El corazón es un órgano vital para los seres vivos. Es el encargado de bombear sangre al cuerpo y cumple funciones endocrinas esenciales que ayudan a controlar el estado de ánimo, el crecimiento, la forma en que funcionan los órganos y el metabolismo. Si este órgano falla, la afectación se la percibe en todo el organismo y puede ser fatal.


Según el Registro Estadístico de Defunciones Generales del INEC 2020, la enfermedad isquémica del corazón fue la causa principal de muerte en hombres y mujeres con 8.779 defunciones en 2019, lo que representa el 11,8% de las muertes inscritas en este periodo. Esta enfermedad ocurre cuando el flujo sanguíneo que llega al corazón se reduce, lo que impide que el músculo cardíaco reciba suficiente oxígeno y se produce debido a una obstrucción parcial o total de las arterias del corazón.


Principal causa de muerte en Ecuador en 2019


1. Enfermedad isquémica del corazón - 8.779 defunciones.
2. Diabetes Mellitus – 4.833 defunciones.
3. Enfermedades cerebrovasculares – 4.627 defunciones.
Fuente: Registro Estadístico de Defunciones Generales INEC 2020


Enfermedades del corazón


La prevalencia de enfermedades cardiacas puede estar originada por múltiples factores: desde el tabaquismo, la diabetes, la presión arterial alta, la obesidad, la contaminación del aire o patologías menos comunes, como parásitos o problemas genéticos, según la Fundación Española del Corazón.


Para el Doctor Gregory Celis, director médico de Laboratorios Bagó, “la enfermedad cardiovascular es una enfermedad solapada, que espera mucho tiempo para aparecer. Cuando nosotros diagnosticamos a una persona con hipertensión, seguro esta persona ya lleva más de 10 años enferma”.


Frente a cualquier malestar relacionado con el corazón, como una opresión en el pecho, Celis recomiendan acudir inmediatamente al médico. “Estos dolores pueden ser pasajeros, pero no hay que pasarlos desapercibidos. Si le duele el pecho, por favor acuda al médico”, indica.


Además, existen enfermedades cardiacas que, una vez que fueron detectadas, no se pueden curar, solo se controlan, por eso la importancia de la prevención.


Según el Dr. Juan Carlos Gaibor miembro de la sociedad de cardiología, enfermedades como “la hipertensión arterial, una vez que nosotros la hemos detectado, no se cura, se controla únicamente. Depende el grado de hipertensión arterial y los factores de riego que tenga nuestro paciente, eventualmente empezamos con tratamiento farmacológico para tratar esta enfermedad”, afirma.


Salud del corazón


Cada 29 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Corazón con el objetivo de generar una cultura de prevención para disminuir en 25% las enfermedades cardiovasculares hasta 2025. En Ecuador, la Sociedad Ecuatoriana de Cardiología replicó esta fecha con varias actividades como eventos deportivos, charlas a la comunidad, eventos científicos, campaña de medición de tensión arterial, entre otras acciones.


En promedio, una vida dura 3 mil millones de latidos. El equivalente a 72 años. Depende de nuestro estilo de vida el mantener a nuestro corazón saludable para alcanzar esta meta.


Las recomendaciones de los doctores incluyen realizar ejercicio 5 veces a la semana durante 30 minutos, comer 5 porciones de frutas y verduras al día, evitar el tabaco y el consumo de alcohol, reducir la ingesta de sal, evitar alimentos procesados o altos en grasas y reducir el consumo de azúcar.


1. Mantener una dieta saludable
2. Decirle sí al ejercicio y a una vida activa
3. Evitar el tabaquismo y el alcoholismo
4. Detectar alertas a tiempo
5. Acudir a chequeos periódicos


También se recomienda realizar un chequeo médico periódico. “Lo ideal es que a partir de los 45 años nosotros ya hagamos, por lo menos, un tipo de screaning, tengamos un electrocardiograma, medición de presión arterial y si está todo bien, nosotros podemos hacer controles periódicos cada 3 años”, indica Gaibor.


Aunque el corazón envejece con nosotros, tiene la capacidad de regenerarse, pero esto dependerá en gran medida de nuestro estilo de vida y los factores de riesgo que se nos presenten. Pequeños cambios en los hábitos, como iniciar con una carrera corta, pueden marcar la diferencia y mejorar nuestra salud cardiaca.

Contenido externo patrocinado