Los semáforos del tranvía de Cuenca serán tapados

- 17 de junio de 2019 - 00:00
La avenida de las Américas se ha convertido en un sitio conflictivo debido al tránsito y más aún con los semáforos.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

El Municipio realiza un análisis para determinar los aparatos que pueden ser suspendidos hasta que empiece a operar el nuevo sistema de movilidad en la urbe.

Desde mediados de mayo de 2019, el tranvía suspendió los recorridos que eran calificados como “marcha en blanco”; es decir, un recorrido de familiarización sin pasajeros.

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, consideró en ese entonces que los mismos no podían seguir. Incluso los calificó como una decisión política y dijo que los vehículos habían cumplido ya con el kilometraje y estaban listos para ser sometidos a un primer mantenimiento.

Desde entonces, han llegado los reclamos de los ciudadanos, en especial conductores que indican que los semáforos colocados a lo largo de la ruta están demás, mientras no funcione el nuevo proyecto de movilidad.

El taxista Diego Espinoza opina que los semáforos se han convertido en un problema para quienes transitan por la avenida de las Américas y por la avenida España. “Muchas de las veces nuestros clientes se disgustan porque no llegamos a tiempo a recogerles y no es por mala voluntad, sino por la cantidad de semáforos que debemos esquivar”, lamentó.

Alberto Almache, también conductor, señaló que los semáforos deberían ser apagados mientras no entre en funcionamiento el tranvía. “Para nosotros se ha vuelto un conflicto, pero al menos que los apaguen por ahora”, añadió.

El Alcalde de Cuenca dijo que se está evaluando los semáforos para “deshabilitar”, más no para apagar el sistema, porque esto resultaría complejo ya que responden a un programa integrado y que fue calibrado durante varios meses. “El momento que se apague el sistema, no es que se vuelve a prender y quedó automáticamente calibrado; tendríamos que sincronizar todos los semáforos nuevamente y eso es complejo, largo y costaría dinero”.

Para el alcalde es importante determinar qué semáforos pueden ser cubiertos y en algunos casos “desconectar el foco”. Para esta semana se tendrá listo un informe para poner en marcha la propuesta sobre la semaforización que está causando incomodidad.

La ruta tranviaria tiene una extensión de 20,4 kilómetros, de ida y regreso. En este trayecto fueron instalados 1.182 semáforos.

Según datos del Municipio, esa cifra se desglosa en: 528 semáforos vehiculares, 205 semáforos tranviarios y 424 semáforos peatonales distribuidos en 212 pasos peatonales.

A esto se suman 65 señales ocultables led de prioridad tranvía. Adicionalmente a la presencia de esos dispositivos, existe señalética tanto horizontal como vertical con la que la ciudadanía se va familiarizando.

Una de estas señales es la denominada Señal Ocultable LED de Prioridad Tranvía; se instalan cerca de intersecciones donde existen cruces y circulación de las unidades tranviarias y su función es evitar que otros medios de transporte y peatones se detengan en el cruce.  

La norma se complementa con una señal horizontal reticulada que se dibuja sobre la calzada en la plataforma tranviaria. Se asemeja al tejido de una red y refuerza el mensaje de que tanto vehículos como transeúntes no pueden detenerse allí. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: