Santa Ana mezcla religión con la cultura montuvia

- 04 de enero de 2019 - 00:00
La Bajada de Reyes es una tradición en Santa Ana que data de hace más de 100 años; empieza a las 06:00 y termina pasada la media noche.
Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

Cada 6 de enero en ese cantón manabita se realiza la Bajada de los Reyes; vaqueros evitan que el “diablo” se robe al Niño Dios y custodian a la Virgen.

En el cantón Santa Ana, ubicado al centro oeste de Manabí, la tradición popular de la Bajada de los Reyes Magos es personificada con una llamativa tradición montuvia.

El evento, que data de más de 100 años, como cuenta el activista cultural Luis Prado, incluye al diablo y el baile denominado “careta abajo”.

Son 200 habitantes entre niños, adolescentes y adultos que se suman a participar en el evento. Estos van con disfraces de personajes, entre diablos, pastores, reyes magos, vaqueros, cañuteros, ángeles, la Virgen María, San José y el Niño.

Emny Arteaga Macías es una de las ciudadanas que cada año espera el evento. Recuerda que su esposo Lindón Álava, en vida, facilitaba en esta fecha su caballo a una persona con discapacidad que hacía de vaquero, y cuyo papel es evitar que el “diablo” se robe al Niño Dios y dé la custodia a la Virgen María.

Ahora es la hermana de Lindón, Alexa, quien ofrece su caballo llamado “Mateo”. Al igual que ella, otros vecinos de la zona también prestan sus ejemplares.   

El recorrido de Reyes se inicia a las 06:00. Este domingo los personajes visitarán aproximadamente 20 pesebres en distintos barrios del cantón para cumplir con el ritual.

Richard Cedeño es el organizador de esta tradición. En su casa tiene decenas de caretas y disfraces para quienes caracterizarán la Bajada de Reyes, que llegan desde muy temprano a colocarse la vestimenta. Por costumbre, la reina del cantón es quien hace el papel de la Virgen María.

Prado explicó que cada año se vuelve incontrolable el tema del número de diablos. “Hay mucha gente que se disfraza de este personaje. El año pasado hubo 20”.

El programa es una mezcla con las tradiciones montuvias, caballistas y los personajes viejos cañutos que deben atrapar a quienes estén disfrazados de diablos, que hacen bulla con silbatos.

Por la noche se realiza el baile de “careta abajo”. Esta actividad es especial, porque cierra la fiesta y se realiza en un ambiente de baile y furor frente a la iglesia Nuestra Señora de Santa Ana.

En este baile los personajes dejan al descubierto sus rostros luego de que el Rey Blanco, a las 00:00, da la orden con las palabras “bajada de careta”. El Municipio de Santa Ana colabora en el evento con recursos económicos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: