Reorganización de las UPC de Ambato preocupa a la gente

15 de marzo de 2013 - 00:00

La Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) efectúa una reorganización del sistema de la Policía Comunitaria, que divide a la ciudad en espacios de seguridad, entre ellos zonas, distritos, circuitos y subcircuitos con el fin de reforzar la seguridad.

Estos cambios, sin embargo, no agradan a los habitantes de barrios  como Miñarica Uno, Miñarica Dos, La Floresta, José Antonio Clavijo, Ciudadela El Rosario, La Florida, entre otros, que han visto cerradas las puertas de las UPC de sus zonas y sostienen que sin protección policial comunitaria retornará el caos y la delincuencia a esos sectores.  

Por ello, decenas de personas se concentraron en el Barrio Miñarica Dos con carteles y gritos de protesta para solicitar que se detengan los cambios, los que, según ellos, “no los benefician en absoluto” .

Durante esta semana, alrededor de 35 UPC, de las 44 existentes en Ambato, mantuvieron cerradas sus puertas la mayor parte del tiempo y solo un uniformado receptaba las denuncias en horarios indistintos. Además, no se efectuaron   patrullajes  en la zona sur, denunciaron sus habitantes.   

Andrés López, Comandante (e) de Policía, pidió tranquilidad a la ciudadanía y dijo que, por disposición del alto mando policial, los gendarmes de cada unidad serán removidos y reubicados, de acuerdo con un plan de redistribución. Esto se hace, según el oficial, a fin de ganar operatividad.

15-3-13-centro-upcEl Comandante añadió que estos cambios son parte del replanteamiento de la lucha contra la delincuencia. Se obligará al personal policial a recorrer las calles, en distintos modos de patrullaje; es decir, que en lugar de tener a tres o cuatro gendarmes “sin hacer nada” dentro de una UPC, es “mejor tenerlos en las calles patrullando las zonas de alto riesgo delincuencial”, afirmó.

De acuerdo con el Plan de la Senplades, Ambato contará con 24 circuitos, es decir, 12 en el distrito norte y 12 en el sur; mientras que 44 UPC pasarán a ser subcircuitos, que según la nueva distribución, hasta el año 2017 deben dejar de funcionar como Unidades de Policía Comunitaria (UPC). “Mientras tanto, hasta que se desarrollen los cambios en la provincia, las oficinas operarán con una sola persona hasta nueva disposición”, destacó López.

“La distribución establece que cada uno de los distritos, circuitos y subcircuitos de patrullaje cuenten con sus propias Unidades de Policía Comunitaria (UPC) y con el personal policial de los diferentes servicios”, detalló el jefe policial.

Un distrito es una unidad territorial que controla alrededor de 25 kilómetros cuadrados de extensión, con hasta 250.000 habitantes. Mientras que un circuito cubre de 5.000 hasta 50.000 habitantes; en tanto que las subzonas o UPC, que en este caso pasan a ser los subcircuitos, solo cubren hasta un kilómetro cuadrado y tiene incidencia para entre 5.000 a 10.000 habitantes de un territorio.

Alex Valle, Jefe de la Policía Comunitaria, añadió que en Ambato se inaugurarán, durante este año, cuatro nuevas (UPC), que son parte del distrito y contarán con dos plantas, equipamiento tecnológico, motocicleta, patrulleros y espacios para que habiten 16 uniformados. En este aspecto relató que tendrán dormitorios, oficina, sala de reuniones, botones de seguridad, bomba de agua y calefones, con el fin de dar comodidad a los gendarmes; y señaló que eso serviría para “mejorar el servicio a la comunidad”.

Pero John Freire, morador del barrio Miñarica Dos, afirmó que tan solo con la presencia de las Unidades Comunitarias, el barrio ganaba cierto respeto ante los delincuentes, quienes ahora piensan dos veces para operar en esas zonas.

Así mismo, Franklin López, Presidente del Comité José Antonio Clavijo, sostuvo que con la presencia física de los agentes de Policía “se afianza un vínculo de cercanía y confianza entre el uniformado y el morador formando escudos de protección al barrio en general.

Por ello creemos que las autoridades hacen mal las cosas, porque las necesidades deben suplirse desde la gente hacia las autoridades y no viceversa”, anotó. Afirmó que por ello no están de acuerdo “con el cambio de estrategia” y solicitan el retorno de los uniformados.

Los moradores de dichos barrios anunciaron  más manifestaciones hasta lograr que se retome  la modalidad que, desde hace 18 años, se venía ejecutando. Dicen que incluso piensan remodelar, ampliar y mejorar los UPC, para comodidad de los uniformados.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: