Alcalde del cantón Cevallos

Mauricio Miranda: "El plan maestro tiene proyección de 30 años"

- 27 de marzo de 2018 - 00:00
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

El Municipio de Cevallos trabaja en la distribución equitativa del recurso hídrico en todos los barrios del casco urbano y de los barrios periféricos.

La dotación de servicios básicos en el área urbana del cantón tungurahuense Cevallos es del 99%. Siendo la ciudad más pequeña del país, con apenas 18,5 kilómetros cuadrados de extensión, se compone de una sola parroquia, no obstante en los barrios más alejados del casco urbano hay hogares que aún no tienen agua potable ni alcantarillado.

La solución para la actual administración es el plan maestro de dotación hídrica, lo cual implica la colaboración de varias juntas administradoras del recurso e inversión estatal.

En diálogo con EL TELÉGRAFO, el alcalde Mauricio Miranda explica los pormenores de este  proyecto así como otras obras prioritarias cuya ejecución mejorará la calidad de vida de los 8.500 cevallenses.

¿En qué consiste el plan maestro de agua potable?
Contempla la coordinación y trabajo conjunto entre el municipio y todas las juntas administradoras del recurso hídrico que actualmente lo distribuyen en varios puntos, a fin de potenciar la dotación. Así asumimos totalmente la competencia de brindar el servicio a toda la urbe de forma equitativa.

¿Cuántas juntas existen actualmente en Cevallos?
Dos de las más destacadas son la de Yanahurco, la cual entrega el líquido en los barrios altos, y la de Andignato, cuyo radio de acción está en la zona baja. Además hay otras pequeñas juntas que si bien brindan el servicio localmente, alguna de ellas recibe agua de cantones vecinos, pues está en zonas limítrofes. Ello ocasionará que en algún momento dejen de recibir el recurso pues cada municipio prioriza la distribución hídrica en su jurisdicción. He ahí la importancia de impulsar el plan maestro de agua.

¿Qué proyección tiene?
Treinta años, una vez se consolide. El cálculo se lo hace en base a la suma de los caudales de cada junta, número de habitantes del cantón, la expansión demográfica anual y el número de fuentes hídricas.

¿Cuál es el costo?
El plan maestro de agua potable tiene un valor de $ 4,5 millones. Esto implica el mejoramiento y ampliación de redes existentes y la habilitación de nuevas acometidas. Esto último sobre todo en varias zonas rurales donde la topografía irregular representa un reto para la instalación de nuevas tuberías. Además este rubro costeará la repotenciación de redes de varias juntas administradoras del agua.

¿Cuándo se ejecutará el plan maestro de agua potable?
Los estudios del proyecto están listos y en varias ocasiones los hemos entregado a algunas entidades estatales que los han solicitado. Ahora hay que  aclarar que el plan es una obra a largo plazo; ojalá antes de finalizar la administración podamos adelantar algún paso más para su cristalización. No obstante su ejecución no solo depende de la voluntad política sino también de conseguir el financiamiento, que ya se ha conseguido con el Banco de Desarrollo, y la adjudicación de Senagua.

En otros temas, ¿hay alguna obra ambiental en ejecución?
Sí. Una de las más urgentes es la repotenciación de la planta de tratamiento de aguas servidas. La obra ampliará la capacidad de recepción, en condiciones normales hasta 16 litros por segundo (l/s), y en temporada lluviosa de hasta 40 l/s.

¿Cuánto se invierte en la obra?
Alrededor de $ 100 mil. La ampliación de capacidad de la planta y el mejoramiento de las condiciones de tratamiento de líquido residual permitirá devolver al río Pachanlica aguas lo más limpias posibles durante las próximas dos décadas.

¿Cuál es el plazo de ejecución?
La obra fue contratada en diciembre pasado y al momento tiene avance del 40%; se prevé finalice el próximo mes y en conjunto con la habilitación del nuevo relleno sanitario reduzca los niveles de contaminación ambiental en el cantón.

¿Qué nos puede contar sobre el actual botadero de basura?
En 2014, al recibir la administración municipal también recibí un botadero a cielo abierto. Está ubicado en el sector Las Playas, y a un kilómetro de allí se prevé habilitar un relleno sanitario (celda emergente) que cuente con todas las medidas ambientales. Para ello el Ministerio del Ambiente deberá otorgar los permisos respectivos, lo cual se espera se entregue pronto. El costo de la primera fase del proyecto es de $ 200 mil.

Hablando de obras viales, ¿qué objetivos se han alcanzado?
En los últimos 3 años hemos logrado potenciar la red vial cantonal significativamente. Solo en 2017 se asfaltaron 5 kilómetros de carreteras de primer y segundo orden, lo cual facilita la salida de la producción agrícola y ganado, el comercio y turismo. La inversión en esta obra asciende a $ 250 mil. Este año además se reasfaltarán dos importantes vías que atraviesan la urbe.

¿Maneja el Cabildo algún plan de impulso al turismo?
Sí. Las visitas a negocios locales que hacen los turistas que vienen cada fin de semana en el tren son guiadas por personal municipal. Además hemos reforzado la seguridad a fin de acrecentar la confianza de nuestros visitantes. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: